Prodigio del violin

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1336 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La princesa del piano llegada de China

La pianista china Yuja Wang en Verbier. (Rodrigo Carrizo, swissinfo.ch)

La joven pianista Yuja Wang se ha erigido en pocos años como un referente ineludible de su instrumento a nivel mundial. Su carrera internacional comenzó en Suiza hace siete años y pasa estos días por el Festival de Verbier, donde accedió a hablar de su carrera con swissinfo.chCon apenas 23 años, Yuja Wang se ha convertido en una de las grandes promesas de salvación para una industria discográfica que atraviesa tiempos tormentosos. La joven china recibe en exclusiva a swissinfo.ch en el lujoso “Chalet d’Adrien”, en los altos de Verbier. Esta pequeña ciudad suiza celebra estos días su festival, uno de los más prestigiosos del mundo de la música clásica.
swissinfo.ch: Sudebut en Europa tuvo lugar en Suiza. Y Verbier ha significado mucho en su carrera. ¿Puede decirse que tiene usted una relación especial con nuestro país?
Yuja Wang: He debutado con el maestro David Zinman y la orquesta de la Tonhalle de Zürich en 2003. Posteriormente he tocado varias veces en el Festival de Lucerna.

swissinfo.ch : ¿Y cuál es su relación con Verbier?
Y.W.: Aquí conocí aldirector del sello Deutsche Grammophon y a mi patrocinador principal, Rolex. Es obvio por tanto que Suiza ha significado mucho en mi carrera. Aparte de eso, Verbier tiene una característica especial. ¡Es el único lugar del mundo donde los músicos tenemos tiempo para ir a escuchar a nuestros colegas! Lo malo es que me causa gran stress tocar aquí, pues entre el público hay gente como Menahem Pressler,Yevgueny Kissin o Martha Argerich (nda: reconocidos pianistas).

swissinfo.ch: ¿Cómo ve el panorama musical chino?
Y.W.: Yo me fui de China con 14 años, y volví por vez primera con el director Claudio Abbado y la Orquesta del Festival de Lucerna recientemente. Descubrí otro país, que me sorprendió mucho.

swissinfo.ch: ¿Porqué hay tal interés por la música europea en China, con millones deestudiantes de piano?
Y.W.: La música clásica occidental es una forma de arte relativamente nueva para los chinos, y muy respetada. Pero no se confunda, en China las audiencias están muy cultivadas y tienen un profundo sentido crítico, muy similar al del público europeo y suizo. Los chinos de hoy reciben un nivel de información cultural muy similar al de los europeos y pueden comparar con buencriterio.
swissinfo.ch: ¿Cómo pueden absorber el mercado y el mundo musical decenas de millones de pianistas y músicos de nivel profesional?
Y.W.: Hay que entender que los chinos que estudian piano no tienen todos la aspiración a una carrera profesional en la música. Para la mayoría, el piano es parte de una formación integral en la que entran otras materias. A veces creo que los chinos aspiran a seruna suerte de hombres del Renacimiento de hoy. Son gente de una curiosidad insaciable. A menudo en China siento que no sé nada pues me sorprende el grado de conocimientos que los jóvenes chinos son capaces de manejar hoy en día. Un nivel muy distinto al que vemos, por ejemplo, en los Estados Unidos.

swissinfo.ch: ¿Existe algo que podamos llamar “escuela china de piano” como existen la rusa ola francesa, o es demasiado pronto para algo así?
Y.W.: A los chinos nos reconocen como excelentes técnicos, pero mi maestro Gary Graffman proviene de la escuela rusa de piano. También he trabajado con maestros de técnica alemana, y
yo absorbo todos esos conocimientos. O sea, la escuela china sería una combinación de esas distintas influencias musicales.

swissinfo.ch: ¿Se identifica usted enalgo con su colega Lang Lang?
Y.W.: Lo que realmente ayuda a construir una carrera es la individualidad. Y, para serle sincera, prefiero que no se hable de mí como “la pianista china”, sino más bien como de “un músico universal”.
swissinfo.ch: Hablando de “individualidad”, qué pianistas han marcado su carrera?
Y.W.: Entre los pianistas vivos, Radu Lupu e Ivo Pogorelich. Luego, obviamente,...
tracking img