Producción de conocimiento, ciencia y mercado capitalista. consideraciones acerca de los estudios sobre sociedad-naturaleza.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4321 palabras )
  • Descarga(s) : 34
  • Publicado : 4 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Producción de conocimiento, ciencia y mercado capitalista. Consideraciones acerca de los estudios sobre sociedad-naturaleza.
[pic][pic]

Autor(es): Galafassi, Guido
Galafassi, Guido. Investigador del Conicet, docente de la Universidad Nacional de Quilmes y de la Universidad de Buenos Aires. Antropólogo, Universidad de Buenos Aires. Licenciado en ecología, Universidad Nacional de La Plata.Investigador del CONICET y docente-investigador en la Universidad Nacional de Quilmes. Entre sus numerosos trabajos y colaboraciones: La Pampeanización del Delta, Buenos Aires, Ediciones Extramuros, 2005; Sociedad y Desarrollo (en coautoría), Buenos Aires, Extramuros, Nordan, Theomai, 2005; Director de la Revista Theomai, colaborador de Herramienta.
[pic]
La ecología es el eco
producido por elestruendo
con que el capitalismo destruye el mundo.
Pues, independientemente de lo que diga la Universidad,
la ecología más que una ciencia es
un discreto velo, un ungüento lubricante y,
en el mejor de los casos.
una aspirina científico-técnica.
Roque Dalton
En el estado actual de la sociedad capitalista, donde los procesos de alienación social y cultural son tan profundos que hasta elpropio concepto de alienación ha desaparecido de toda consideración intelectual y aún es calificada como solo una rémora del pasado, pensar y producir conocimiento teórico critico para discutir y debatir también dentro del ámbito académico y científico, constituye una tarea que, claramente, no cuenta con los aplausos de la mayoría.
Y mucho más si se abordan ámbitos del conocimiento y la realidadconsiderados como entidades autónomas y separadas, tal como han sido clasificadas la naturaleza y la sociedad. Sucede que la mayor parte de las instituciones académicas y científicas consideran fundamentalmente como válidas las investigaciones de carácter empírico que, dentro de los límites estrechos de cada disciplina, siguen puntualmente el esquema metodológico bendecido por la "tradición"científica, denostando como pura especulación (incluso la filosofía es institucionalmente tratada como otra ciencia cualquiera) todo intento por "ensayar un pensamiento teórico" que, dado este contexto, es por definición "crítico".
La caracterización de "cientificismo" elaborada por Oscar Varsavsky (1969) en los años setenta sigue, lamentablemente, tan vigente como entonces, pese a que, obviamente, hoyhaya sido también olvidada. Ocurre que, en una sociedad capitalista, es imposible escindir la producción del conocimiento de los principios básicos que rigen a esta sociedad y tienen que ver con la maximización de las ganancias a través de la explotación del trabajo en el proceso de acumulación económica.
Conocimiento y mercado
Así, en esta sociedad donde el valor de cambio tiñe todo, donde elconsumo-mercancía alcanza y reemplaza cualquier otra forma de valoración llevando a la economía de mercado a sus límites más lejanos, el mundo del conocimiento científico no ha escapado a estas influencias, y esto, dentro del ámbito del conocimiento, se ha agudizado en las últimas décadas.[2] Y en esto están involucrados no solo buena parte de los científicos "oficiales", que han olvidado todointento de debate respecto al cambio social (que estuviera tan de moda a partir de los años cincuenta), trocándolo por el posibilismo y el "fin de la historia" -lo que obviamente implica abandonar el mismísimo ideario de "progreso liberal" que legitimó la construcción de la ciencia moderna-, sino también, y esto es claramente más grave, aquellos académicos que fueran "revolucionarios" en los añossetenta y son actualmente promotores de la apatía y la incertidumbre posmoderna (fenómeno particularmente notable en la Argentina), amparados en prácticas e instituciones que fragmentan y cosifican el mundo del conocimiento a través de férreos y artificiales limites disciplinarios (lo que lleva implícito el demonizar el estudio articulado e integral del binomio naturaleza-sociedad) así como de...
tracking img