Profesor lalupa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (635 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PROFESOR LALUPA

Autor: Fernando de Vedia

Hace muchísimos pocos años, en un país muy lejano pero cerca de aquí, vivía el Profesor Lalo Lalupa, un arqueólogo que tenía tanta mala suerteque nunca podía descubrir nada.

Mientras sus amigos del Club de Arqueólogos hallaban momias y pirámides a cada rato, Lalupa ni siquiera era capaz de encontrar las llaves de su casa es sus propiosbolsillos. Se había convertido en el hazmerreír del club, por eso se burlaron de él cuando dijo que iría en busca del huevo del Mamertosaurio.

Nadie quiso acompañarlo en la expedición, sólo supequeño ayudante japonés Bonsái y su fiel perrito Fósil, que tenía mucho olfato, pero que no le servía de nada porque siempre andaba con la nariz llena de mocos.

_ El Mamertosaurio puso un solohuevo en toda su vida_ le explicaba el presidente del club. Es imposible que lo encuentre.
_ ¡Seguro que se pierde!_ le decía el secretario riéndose a carcajadas.

El Profesor Lalupa no leshizo caso, sus estudios indicaban que el huevo estaba en la cima de la Montaña Peliaguda, y hacia allí se dirigió.

-Esta vez voy a lograrlo!- le dijo a su perro, que no lo oyó porque era sordo, y aBonsái, que no le entendió porque sólo hablaba japonés.
Caminó diez días y diez noches sonándole la nariz a Fósil a cada rato, para que pudiera indicarle el camino.

Atravesaron arenasmovedizas y pantanos podridos, fueron atrapados por indios caníbales que –por suerte- el día anterior se habían hecho vegetarianos, así que los soltaron.
Y cruzaron un bosque de cactus, que era elterror de los fabricantes de globos.

Por fin, cansados, sucios y con las ropas rotas, llegaron a la Montaña Peliaguda.

El primer descubrimiento importante que hizo el Profesor fue que al ladode la montaña pasaba una ruta por la que podían haber llegado en auto en veinte minutos, más limpios y descansados.

“Este es el camino a la gloria”, pensó Lalupa al tiempo que comenzaba a subir...
tracking img