Profra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1200 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CBT N° 1 Dr. Jorge Jiménez Cantú Ciclo 2009 2010
Comprensión Lectora y Redacción II
Primera evaluación
Nombre del alumno:_________________________________________________________ Grado y grupo:________ N.L._____

l.-Analiza el siguiente texto y contesta lo que se te pide.

La comprensión de otro
Miguel León-Portilla*

Ante la necesidad de entendimiento con el otro, los humanos hemosdesarrollado formas de conocer y apreciar a nuestros semejantes. El diálogo, que abre el camino a la comprensión, se opone radicalmente a enfrentamientos y guerras. En cambio, la entorpecen y la impiden la estupidez, la altanería y la codicia de lo ajeno.

A la vista tenemos un ejemplo de ello. Lo proporciona George W. Bush con su pandilla de secuaces en la invasión de Irak. Cerrándose a lo querevelaron las pesquisas sobre la posesión de armas de destrucción masiva, provocó él su llamada guerra preventiva. Para afianzar la hegemonía de su imperio en una gran zona petrolífera, no le importó al presidente producto de dudosa elección, que murieran miles de iraquíes y más de un millar de soldados estadunidenses. Tampoco parece haberle importado provocar la pérdida irreparable de tesoros deuna de las más antiguas y ricas civilizaciones del planeta.

Pero, ¿existe alguna forma de saber que propicie la comprensión del otro? ¿Es ella la antropología, ciencia del hombre y su cultura? ¿Cómo y cuándo nació la antropología?

Habrá quienes cándidamente piensen que la antropología nació en Estados Unidos o en algún país del norte de Europa. Eso es lo que dicen algunos manuales quetratan de la historia de la antropología. Por mi parte, sostengo que esta forma de saber la diseñó mucho antes un fraile español en el siglo XVI. El fraile en cuestión fue el franciscano Bernardino de Sahagún, nacido en 1499 en la villa leonesa de la que derivó su apellido. Murió en México en 1590. Como otros frailes misioneros, se afanó por convertir al cristianismo a los indígenas del país. Perodeclaró que no podía cumplir su misión si ignoraba quiénes eran ellos, desconociendo su lengua y su cultura.

Concibió entonces un proyecto de investigación. Implicó éste dialogar con ancianos y sabios de lengua náhuatl o mexicana. Su diálogo, sostenido en numerosas sesiones y lugares, no se desarrolló al azar. Había preparado con esmero una "minuta o cuestionario". Le interesaba inquirir "acercade las cosas naturales, humanas y divinas" en ese ámbito de cultura. Y en su búsqueda debía adaptarse a las formas de comunicación tradicionales entre esos indios. El diálogo siempre fue en la lengua de ellos. Sus palabras las transcribieron jóvenes nativos, discípulos del fraile. Asimismo, solicitó de los ancianos y los sabios que le mostraran sus libros de pinturas y caracteres glíficos, los quehoy llamamos sus "códices".

Sahagún había llegado a México en 1529. Sus investigaciones se efectuaron a lo largo de mucho tiempo en medio de contrariedades y aun acusaciones de estar contribuyendo a la perduración de las idolatrías. Se le requisaron sus papeles con los frutos de sus pesquisas. Todo estuvo a punto de perderse, centenares de folios en náhuatl y en español, con más de un millarde pinturas. Allí estaba reflejado el universo de la antigua cultura indígena, tal como los propios nativos la revelaron al fraile.

Se dirá que el interés de Sahagún era cristianizar a los indios. Ello es verdad, pues para eso había viajado a México. Pero también es cierto que en su empeño llegó a apreciar tanto la cultura indígena que, en comentarios que añadió a los testimonios indígenas,ponderó y reconoció el valor de las creaciones de los indios, su pensamiento moral, su sabiduría, su arte. Diríamos que en su comprensión avanzó hasta donde le fue dado, salvaguardando su condición de evangelizador cristiano.

Hoy, a cerca de cuatro siglos y medio de la investigación que realizó, varias veces él ha sido llamado fundador de la antropología en el Nuevo Mundo. Su obra continúa...
tracking img