Promocion de ventas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 37 (9205 palabras )
  • Descarga(s) : 29
  • Publicado : 25 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Como toda novela de nuestra vida misma, hemos podido constatar que, cuando amamos con pasión y locura a alguien no nos importa na´ de na´, pues bien, encontrar hoy un príncipe azul, no está nada difícil, porque los hombres están a pedir de boca, son tan galantes - labiosos- , románticos –chantajistas- y lo mejor de todo tan delicados –víctimas- ¡claro!, siempre y cuando quieran atrapar a supresa -claro está -
Como mujeres buscamos a alguien estable, responsable, cariñoso, que nos proteja, y nos respete ante todo, es así que empieza la novela, buscamos todo un príncipe azul, y después de la boda, y en pleno auge del matrimonio nos convertimos en las cenicientas.

Bueno , hay que aclarar que cada cenicienta es diferente a la otra porque todas amamos diferente, pero de como nosaman, sin embargo, esperamos convertirnos en cuan valerosas y temerosas madrastras para espantar al príncipe que sobre todo , anda acompañado de las hadas ,para “supuestamente defender a la cenicienta”, pues no, ni hadas , ni defensas, son las chismosas, aliadas del príncipe , que se la pasan fijándose en todo , las amigas, cuñadas y hasta amigas nuestras que se pasan al bando de este azul príncipe, que lo único que tiene de azul ,es su esfero.
Y como derrotan a la temible madrastra, si ya la han fastidiado tanto, el príncipe tiene que ingeniarse, de que espada usar, para que esa madrastra no despierte más y sigamos siendo las princesas y no las cenicientas, porque junto a un príncipe, está una hermosa, inteligente y encantadora princesa.

Para que no se me confundan, la cenicientasufre una transformación y muta en la terrorífica madrastra ; terrorífica , no se por donde , porque el hecho de exigir que le amen, le apapachen, que le respeten con voz, voto y persona , que sean responsables y unos caballeros, nos hemos ganado de estos azules, lo terroríficas ; pues bien , luego de su mutación a madrastra ,no para mal, sino para mutar en la reina ; sí , somos los seres humanosllevados por el mal, sí tenemos que aprender el momento que la situación esté y se ponga bien fea para darnos cuenta que algo pasa, si no , no entendemos la lección. Como toda novela termina en un final feliz, no les comento más para que se enteren del desenlace.

Nuestra protagonista una excelente mujer, que de físico me callo, porque ninguna mujer es fea, sino que es desarreglada, entoncesnuestra querida Elsa, guapa, exitosa inteligente, y emprendedora – osea, que le da pa´lante – estudiaba en la U. Central de Quito, en plena capital de los ecuatorianos, su carrera Medicina, guambrita salió de su hermoso Ambato, 17 años de edad tenía, tuvo su gran Amor Juan que su apelativo -es decir su apodo, en castizo- era J.V. miren no más , ni que J.J –Julito Jaramillo-, pues bien . Éstos dostortolos, se amaban muchísimo, la típica historia del enamorado del colegio que todas quisiéramos tener, le dejaba en el colegio, le iba a ver a la salida, y le invita a comer cualquier deleite, a la Elsita, el fin de semana, no faltaba un baile, concierto o estar en la casa de los futuros suegros de la elsi.
Lo complicado era sacar el permiso del papá de Elsita, así que aquí estaba la astucia deJ.V., que no le convenció nunca a su futuro suegro, ya que le enviaba a pasearse con su hermano menor, solo así salía Elsita de su casa.
Al irse a la “U” era una expectativa, para éste par de enamorados, ya que la distancia , era un impedimento para su amor, pero como todo guambra baboso, le ofreció a Elsi que él le iba a ver para pasearse, y estar juntos, porque el amor sobrepasa barreras, claro,siempre y cuando haya firmado un acta ante el notario, que afirme que lo va a cumplir, y haya habido una boleta donde, sino cumplía su palabra se iba preso, la realidad no era esa, se confió en la palabra de él, y Elsi, espero todo el año de medicina y nada, hasta que llegan de malas lenguas -vecinas de la cenicienta—para que vean que en todo lado hay-que J.V. se iba a Canadá a estudiar, y que...
tracking img