Prostitucion masculina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1662 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Prostitución masculina

Camilo Ernesto Morales Cruz es antropólogo y alumno de la Maestría de Estudios de Género de la Universidad Nacional de Colombia. En esta entrevista presenta algunas reflexiones basadas en su trabajo sobre prostitución masculina en Chapinero, importante sector de la ciudad de Bogotá, conocido por su movimiento comercial y nocturno, centrándose en la relación de lascategorías de sexualidad y género con la conformación del mercado sexual y en las percepciones de los propios sujetos acerca del oficio que realizan.
¿Cómo se ha estudiado la prostitución masculina en Colombia?
La prostitución masculina es un oficio poco estudiado en el contexto colombiano. Los trabajos realizados se encuentran dentro de las ciencias de la salud y de programas gubernamentales quese limitan a cuantificar la problemática, evidenciando la falta de una política clara sobre el asunto. Es pertinente que las ciencias sociales incursionen en estas temáticas, debido a que la sexualidad y el género, entendidas como construcciones culturales y relaciones sociales, son fundamentales para entender la cuestión. Estos trabajos, producidos desde una perspectiva biomédica y esencialista,privilegian la mirada desde fuera, analizando la prostitución como un problema, y a los que la ejercen como enfermos, delincuentes o personas miserables que necesitan ayuda para salir de ella. En ningún momento consideran a las personas involucradas como sujetos, ni les interesa su manera de pensar respecto a su oficio. La prostitución no es vista como un trabajo sino como un problema de lasociedad o como una situación de la que se quiere salir, siempre posicionándose desde el punto de vista de quien está fuera de esta dinámica. El primer trabajo en Bogotá sobre prostitución masculina con una mirada incluyente fue en 1993: “Los pirobos del Terraza” de Carlos Iván García; desafortunadamente después no se ampliaron los estudios desde las ciencias sociales con ese enfoque.
¿En quéconsistió tu trabajo en Chapinero?
Lo que hice en mi trabajo fue caracterizar la puesta en escena de la prostitución masculina con hombres en Chapinero, privilegiando la mirada de los propios sujetos sobre el trabajo que realizan y sobre su sexualidad.
Realicé una etnografía en los lugares en los que se efectúa el contacto entre el cliente y el trabajador sexual –pirobo, stripper o masajista–compartiendo con ellos la vida cotidiana en su lugar de trabajo. El término popular pirobo es utilizado para denominar a aquel que ejerce la prostitución en la calle y es o aparenta ser menor de edad, pasé cuatro meses, de febrero a mayo de 2006, visitando 4 lugares : la calle, videos (locales en los que se pueden ver películas pornográficas), saunas y bares.
¿Cuáles fueron los principales hallazgosde su investigación acerca dela prostitución masculina?
Se hizo evidente que, para las personas que la ejercen, la prostitución es un trabajo ya que ven en ella beneficios por los cuales la privilegian sobre otras opciones laborales. La rentabilidad del negocio depende del cuerpo del trabajador sexual, de los lugares a los que tenga acceso y de lo “juicioso” en su ejercicio. Las tarifasencontradas en campo varían desde 3.000 pesos hasta 100.000 pesos, que pueden subir hasta 200.000 por rato o sesión.
Las preferencias en las prácticas sexuales que se mercantilizan, mantienen y reproducen la dominación masculina: se paga más a las personas que se especializan en prácticas sexuales asociadas con la masculinidad, como la penetración, que a los trabajadores que realizan prácticas sexualesmás variadas asociadas con lo femenino. A su vez, las categorías de identidad de género e identidad sexual no se asocian con las prácticas sexuales de una manera directa.
Mi trabajo muestra el reconocimiento de la diversidad en las personas que ejercen la prostitución: no es solamente “cosa de homosexuales” y de personas de escasos recursos. Las personas que ejercen este oficio no tienen una...
tracking img