Psico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6355 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DONDE ESTÁN LAS MONEDAS

Este es un cuento para adultos dirigido a nuestro corazón de niños. Habla de hijos, de padres, de encuentros y de búsquedas. Está narrado por un terapeuta que sueña despierto y que trata de transmitir pequeñas enseñanzas sobre la vida, sobre nuestros vínculos amorosos y sobre la ayuda en general y la de los terapeutas en particular. El autor, Joan Garriga, psicólogo,dirige el Institut Gestalt de Barcelona con Vicens Olivé y Mireia Darder. Se formó en Terapia Integrativa con Claudio Naranjo, de quien es discípulo y colaborador. En 1999 introdujo la terapia sistémica de Bert Hellinger —Constelaciones Familiares— en España y actualmente sigue siendo un gestaltista que integra distintos métodos. Imparte talleres de Constelaciones aplicadas a diferentes ámbitos enlas principales ciudades españolas y de Latinoamérica, donde cada vez un mayor número de personas quedan conmovidas por su brillante, tranquila y contundente forma de buscar soluciones y enseñar las dinámicas inconscientes que nos interrelacionan con los otros dentro de un sistema familiar, social o profesional. Fue en uno de sus talleres de Constelaciones Familiares donde escuché por primera vezel cuento que aquí presentamos. Me cautivó su profundidad sin pretensiones encubierta en la sencillez de las palabras e imágenes evocadas. Las verdades del corazón no tienen por qué presentarse vestidas de seriedad y rigidez, y su valor también se puede hallar en los pequeños cuentos llenos de bellas imágenes que despiertan nuestra imaginación y resuenan en nuestra alma. El fluir armonioso de lavida es lo que buscamos plasmar en este libro, producido con la ilusión de crear una apuesta editorial diferente que también transmita sabiduría, belleza y esperanza. El libro es la conjunción de varias circunstancias auspiciosas: un proyecto editorial nuevo, un buen cuento y el entusiasmo de los comienzos han convertido su edición en un camino de descubrimientos y alegrías compartidas. Como editorame llena de satisfacción lanzar este libro al mundo, con la esperanza de que en su andadura se irán sembrando semillas de paz y buen vivir. Laura Takahashi Shimura Barcelona, septiembre de 2006

En una noche cualquiera, una persona, de la que no sabemos si es un hombre o una mujer, tuvo un sueño. Es un sueño que todos tenemos alguna vez. Esta persona soñó que en sus manos recibía unas cuantasmonedas de sus padres. No sabemos si eran muchas o pocas, si eran miles, cientos, una docena o aún menos. Tampoco sabemos de qué metal estaban hechas, si eran de oro, plata, bronce, hierro o quizá de barro. Mientras soñaba que sus padres le entregaban estas monedas, sintió espontáneamente una sensación de calor en su pecho. Quedó invadida por un alborozo sereno y alegre. Estaba contenta, se llenóde ternura y durmió plácidamente el resto de la noche. Cuando despertó a la mañana siguiente, la sensación de placidez y satisfacción persistía. Entonces, decidió caminar hacia la casa de sus padres. Y, cuando llegó, mirándolos a los ojos, les dijo: — Esta noche habéis venido en sueños y me habéis dado unas cuantas monedas en mis manos. No recuerdo si eran muchas o pocas. Tampoco sé de qué metalestaban hechas, si eran monedas de un metal precioso o no. Pero no importa, porque me siento plena y contenta. Y vengo a deciros gracias, son suficientes, son las monedas que necesito y las que merezco. Así que las tomo con gusto porque vienen de vosotros. Con ellas seré capaz de recorrer mi propio camino. Al oír esto, los padres, que como todos los padres se engrandecen a través del reconocimientode sus hijos, se sintieron aún más grandes y generosos. En su interior sintieron que aún podían seguir dando a su hijo, porque la capacidad de recibir amplifica la grandeza y el deseo de dar. Así, dijeron: Ya que eres tan buen hijo puedes quedarte con todas las monedas, puesto que te pertenecen. Puedes gastarlas como quieras y no es necesario que nos las devuelvas. Son tu legado, único y...
tracking img