Psicoanaliziz en el nazismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6438 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
NAZISMO Y PSICOANÁLISIS
Hacía aproximadamente diez años que leía todo aquello que caía en mis manos acerca del psicoanálisis durante el nazismo, sin realizar en torno a la temática ningún trabajo específico. Lo mencionaba frecuentemente en publicaciones y conferencias de modo colateral, pero jamás lo abordé en forma directa hasta que, en 1996, la Universidad de Buenos Aires me invitó a dar unasconferencias para los Postgrados de Psicología.
En el momento en que María Julia García, Vice -Decana en aquel entones de la Facultad de Psicología sugirió la posibilidad de este tema -entre los que propuse para su invitación a hablar sobre Historia del Psicoanálisis – comprobé que era una forma de obligarme a tomarlo de una vez por todas. Pero no dejo de tener la sensación de que algo muyambiguo me ocurre.  Cuando me lean verán que no es para menos, es un tema muy removedor, sobre todo para quienes somos psicoanalistas.  Pero no se trata solamente de esto, en psicoanálisis nadie puede decir que “realmente” conoce el pasado tal cuál fue, sólo las resignificaciones que de él se hacen y en un tema tan álgido como este, cuántas historias habrá; cada una según las culpas, reconocimientos, oconstrucciones heroicas que “recuperen” ese pasado.
En la primera conferencia traté de vincular algo de la institucionalización del psicoanálisis, fundamentalmente el Comité Secreto creado en 1912/13, después de la fundación de la Asociación Psicoanalítica Internacional en 1910, con las bases filosófico-ideológicas de Freud, fundamentalmente la combinatoria, tal vez mal denominada,romántico-positivista.
Confrontada a la dura realidad del psicoanálisis durante el nazismo en los países germano-parlantes, no puede evitarse la pregunta de qué de la institucionalización del psicoanálisis “hace síntoma” en esta lucha por anteponer la “conservación de la institución psicoanalítica” a cualquier consideración, tanto psicoanalítica en sí, como humanitaria o aún ideológica o de lealtad si sequiere, filial.
Lo cierto es, y la historia brevemente reseñada que de aquí en adelante habré de mostrarles lo dirá, que algo fundamental del psicoanálisis se perdió durante esos años y creo que no sólo en los países nacionalsocialistas sino en el psicoanálisis en general y en el mundo entero.
Qué se perdió, difícil es decirlo cuando uno forma parte de esa historia, pero la sensación es clara  cuandose leen las Actas de la Asociación Psicológica, luego Psicoanalítica de los Miércoles de Viena;  hay elementos de aquellas discusiones entre hombres al decir de Ana Freud “peculiares, soñadores, sensitivos” (6) que no existe más. Puede sonar nostálgico e idealizador,  pero lo creo así.  No pienso que lo perdido pueda recuperarse, no pienso que aquello fuese lo mejor, a veces mirando aquellasdiscusiones pienso eran muy divagadas,  luego serían más científicas (puede parecer poco claro lo que digo, pero es difícil definirlo de otro modo) e incluso diría que, a veces, puedo acordar más con las discusiones posteriores porque hacen más a mi tiempo, o con lo aprehendido en él, que con aquellas primeras.  Sin embargo, algo falta.
No sólo falta luego o durante la 2da. Guerra Mundial, ya comienzaa faltar a partir de la 1ra. Guerra,  donde el Psicoanálisis es admitido oficialmente por su utilidad en las neurosis de guerra y cuando Freud llega a lamentar: “Justo cuando el psicoanálisis comienza a ser admitido públicamente, se nos termina la guerra”, y tal vez aquí habría que hacer una discriminación imposible, cuáles cambios son debidos a la institucionalización, cuáles a la guerra, cuálesa la primera, cuáles a la segunda y al nazismo en particular, si es que se puede hablar de causas o elementos causales en éstos hitos históricos del psicoanálisis o del contexto social o del Zeitgeist. Tal vez lo que falte sea la “splendid isolation”?
No puedo tampoco discriminar cuánto de un análisis de este tipo es o no pertinente al psicoanálisis,  para mí lo es y discusiones cada día más...
tracking img