Psicología del terror

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1910 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PSICOLOGÍA DEL TERROR

Aceptamos como un hecho que cada orden social determina las formas y grados de violencia permitidos. Parecen ser solo cuatro los elementos en función de los cuales se define la violencia socialmente aceptada: quién puede realizarla, contra quién, bajo qué circunstancias y en qué medida.

-Jesus Manuél Alonso Valera. Psicología y Terror.

Es evidente que la psicologíaes la responsable de muchas situaciones azarosas o aparentemente fortuitas que ocurren en el día a día en nuestro planeta, pero ¿Por qué aparentemente? Simple y sencillamente porque alguien decidió que el realizar una campaña de miedo era el mejor elemento para mantener a la población en línea y expectante, a la espera del nuevo movimiento de la campaña orquestada por personajes que pueden o nodefender intereses propios o de alguien más.

Ya lo dijo Aristóteles, la felicidad es el respetar las decisiones de un ser superior y que ha establecido la obediencia cómo medio de alcanzar esa felicidad, por lo tanto si un simple oficial de tránsito nos detiene en la calle porque es “una inspección de rutina” nosotros nos limitamos a obedecer y a acatar todo lo que el oficial nos ordene hacer,pues suponemos que si hemos sido detenidos ha sido por nuestro propio bien y por nuestra seguridad, nunca imaginamos que solo se trate de una rutina para no aburrirse por parte de ese oficial que a su vez obedecerá sumisamente al sargento, capitán, teniente y coronel de su fuerza pública, es solamente un peón que busca la felicidad a través de la obediencia y la sumisión hacia sus superiores, porlo tanto, aquél que se encuentre en la punta de la pirámide, el depredador maestro y el tejedor de todas las situaciones que acontecen en nuestra sociedad representaría según Aristóteles, la figura divina y perfecta, a quien debemos rendirle tributo y respeto para poder alcanzar un trozo de su felicidad, una felicidad divina que se nos vende a través de spots publicitarios, “el valor de lafamilia”, “teletón”, “un kilo de ayuda” todos esos comerciales y anuncios publicitarios que engañan a la visión y juegan con nuestro lado humano y solidario, nos orillan a desviar la vista hacia el discapacitado o hacia el niño con parálisis cerebral aguda que se hace caca cada que estornuda y que su estornudo suena a un graznido de ganso, son esos los elementos que permiten a las “figuras cuasi divinas”continuar con su siguiente movimiento, lavado de dinero, tráfico de drogas, de armas, de personas, estafas multimillonarias, etc.” Y habiendo tocado el tema de las armas y las drogas, nos remitimos a Morelos, la nueva Ciudad Juárez, “Cuernabalas, la ciudad de la eterna balacera” leí días atrás en una página de internet, me sorprendió cuán rápido podíamos mofarnos de la situación que vivíamos, cuánrápido podíamos causar gracia de las muertes y de la guerra de narcos que nos atañe a todos los ciudadanos, seamos oriundos o extranjeros de la ciudad, pero me sorprendió más el darme cuenta que sin importar cuanta risa podamos exprimir de ésta situación, el miedo es el motor que nos impulsa a hacer éstos comentarios, pues con dos o tres correos electrónicos que hayan llegado a nosotros, y con solouna nota en el noticiero tuvimos suficiente para obedecer al nuevo ser supremo, al narco. “TOQUE DE QUEDA ÉSTE FIN DE SEMANA, SI TE VEMOS EN LA CALLE TE VAMOS A MATAR Y NO NOS HAREMOS RESPONSABLES” cómo si con habernos avisado pudiéramos estar seguros de que nada sucedería, cómo si las muertes en Cd. Juárez hubieran sido atañidas por un cierto grupo dedicado al tráfico de narcóticos, y susfamilias hubieran sido aseguradas económica y psicológicamente después de haber masacrado a algún miembro de su familia, la verdad es que el narco mata a otros narcos, rara vez matará a un consumidor en potencia, el narco no tiene una razón ni motivo para disparar contra personas inocentes y que hasta podrían ser clientes, es entonces cuando entra la psicología del terror, un trabajo aparentemente...
tracking img