Psicologia sicoanalisis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3658 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
www.franjamorada-psico.com.ar

Universidad Nacional de Rosario

Facultad de Psicología

Cátedra de Psicología

Prof. Titular: Dr. Antonio Gentile

JTP: Prof. Nélida Magdalena

Titulo: “Acerca del Nacimiento del Psicoanálisis”

Año 2.007

Acerca del Nacimiento del Psicoanálisis

Prof. Nélida A. Magdalena En la década de 1.880 Jean Martín Charcot un eminente médico y profesor deNeuropatología en Paris, dedicado al trabajo clínico y en contra de los excesos de la medicina teórica, afirmaba: “la teoría es muy buena pero no impide que las cosas sean como son”. Dedicado al estudio de la nosografía trabajaba en la “Salpêtriere”, edificio construido en el siglo XVII -en principio había sido un arsenal, una salitrería, posteriormente un asilo para mujeres ancianas -ahoraalbergaba pacientes con enfermedades nerviosas, conservando la edificación el nombre de su origen. A través de la observación de enfermos ubicó nuevos cuadros clínicos por el enlace constante de ciertos grupos de síntomas. Se dedicó al estudio de la histeria y consiguió demostrar una regularidad allí donde los observadores menos atentos sólo detectaron simulación y episodios absurdos. Demostró que untrauma físico –durante el cual surge una representación temida como “tienes el brazo paralizado” de la que el afectado nada sabe ni tiene manifestaciones- luego de un tiempo, puede provocar en esa parte del cuerpo que fue afectada por el golpe, una parálisis en medio de mucha agitación y conmoción anímica, lo que permite vislumbrar que internamente se le repite la escena del accidente. La causaverdaderamente eficiente no es la leve afección corporal, sino la impresión de horror, es decir que además del golpe o trauma físico se suscita un trauma psíquico. “En calidad de tal obrará toda vivencia que suscite los afectos penosos del horror, la angustia, la vergüenza, el dolor psíquico; y, desde luego, de la sensibilidad de la persona afectada (…) dependerá que la vivencia se haga valer comotrauma”. (1) Tiempo después, al repetir bajo estado hipnótico la misma representación, se alcanzaba idéntico efecto. Es decir pudo verificar que es posible sustituir el trauma por la sugestión verbal en estado hipnótico, que se pensó equiparable al estado mental particular en el que se encontraba durante el trauma. Así que, cierto recuerdo puede mostrar su afecto mediante fenómenos corporales sin queel sujeto sepa la razón ni pueda hacer nada para evitarlo. Consideró preponderantemente los factores hereditarios como causa de esta patología y consiguió devolverle la dignidad que había perdido en el medioevo al considerarse obra del demonio y en la época actual, fruto de la simulación. Después de distinguir las parálisis orgánicas de las parálisis histéricas, consiguió reproducir a éstasartificialmente a través de la hipnosis, demostrando que se producían por efecto de ciertas representaciones que habían gobernado al paciente: el demonio había sido sustituido por la representación psicológica. No se circunscribió a las parálisis sino que también trató las contracturas y dolores que surgen en la histeria traumática, aunque no

2

investigó otros síntomas ni tampoco aquellos queaparecen en histerias no traumáticas. Charcot tuvo una fuerte gravitación en las ideas de Freud, porque a través de una beca que éste obtuvo en 1.885 viajó a Paris para ponerse en contacto con este maestro, y su interés pasó de neuropatología a la psicopatología a raíz de las comprobaciones que hizo durante esa experiencia. Si bien es cierto que en esos momentos reconocía como causa de la histeriaadquirida sólo factores traumáticos, (en otro apartado se ubicaba a la histeria heredada cuya causa era el factor genético) pues el papel reconocido a las mociones pulsionales es aún algo del futuro. El factor traumático estaba presente y originaba determinada representación, por lo que la génesis de los síntomas histéricos era hallada en la vida anímica. Lo más llamativo que recoge de Charcot...
tracking img