Psicologia social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1230 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL SENTIDO DE LA VIDA HUMANA
Victor Frankl
 
Nos sale aquí al paso un fenómeno humano que yo considero fundamental desde el punto de vista antropológico: la autotrascendencia de la existencia humana.
Quiero describir con esta expresión el hecho de que en todo momento el ser humano apunta, por encima de sí mismo, hacia algo que no es él mismo, hacia algo o hacia un sentido que hay quecumplir, o hacia otro ser humano, a cuyo encuentro vamos con amor.
En el servicio a una causa o en el amor a una persona, se realiza el hombre a sí mismo. Cuanto más sale al encuentro de su tarea, cuanto más se entrega al otro, tanto más es él mismo hombre, y tanto más es sí mismo. Así pues, propiamente hablando sólo puede realizarse a sí mismo en la medida en que se olvida a sí mismo, en que se pasapor alto a sí mismo.
¿No ocurre lo mismo con el ojo, cuya capacidad visiva depende de que no se ve a sí mismo? ¿Cuándo ve el ojo algo de sí? Sólo cuando está enfermo. Cuando padezco glaucoma, veo una nube, y entonces es cuando advierto la opacidad del cristalino. Cuando tengo un glaucoma, veo un halo de colores del arco iris en torno a las fuentes luminosas, lo que no es sino el glaucoma. Pero enesta misma medida disminuye la capacidad de mi ojo para percibir el entorno.
El sentido no puede darse, sino que debe descubrirse. Este proceso de descubrimiento del sentido tiene como finalidad la percepción de una figura (Gestalt). El sentido debe descubrirse, pero no puede inventarse.
Lo que se inventa o es un sentido subjetivo, un mero sentimiento de sentido, o un contrasentido. Secomprende, pues, que el hombre que no es capaz de descubrir un sentido de su vida, ni tampoco imaginárselo, se inventa, para huir de la maldición del complejo de vacuidad, o bien un contrasentido o bien un sentido subjetivo.
El sentido no sólo debe sino que también puede encontrarse, y a su búsqueda guía al hombre la conciencia. En una palabra, la conciencia es un órgano del sentido. Podría definírselacomo la capacidad de rastrear el sentido único y singular oculto de cada situación.
La conciencia como órgano del sentido
La conciencia es uno de los fenómenos específicamente humanos. Pero no es sólo humano, sino también demasiado humano, hasta el punto de que participa de la condition humain y está marcada por su sello, la finitud.
La conciencia también puede extraviar al hombre.Más aún; hasta el último instante, hasta el postrer aliento, el hombre no sabe si a cumplido realmente el sentido de su vida o si más bien tan sólo ha creído haberlo cumplido: ignoramus et ignorabimus (“ignoramos e ignoraremos”)
Desde Peter Wust, “incertidumbre y riesgo van unidos”. Por mucho que la conciencia pueda dejar sumido al hombre en gran incertidumbre respecto de la pregunta de si haconcebido y comprendido el sentido de su vida, esta incertidumbre no le exime del riesgo de obedecer a su conciencia o, cuando menos, de pararse a escuchar su voz.
Pero no sólo es riesgo forma parte de aquella incertidumbre, sino también la humildad. El hecho de que ni siquiera en nuestro lecho de muerte sepamos si nuestro órgano del sentido, nuestra conciencia, ha sido o no víctima de un engaño,significa también que es la conciencia de los otros la que puede estar en lo cierto.
Esto no quiere decir que no existe ninguna verdad. Sólo puede haber humildad significa, por consiguiente, tolerancia. Pero tolerancia no quiere decir indiferencia. En efecto, respetar la fe de los que opinan de otra manera no significa identificarse con ella.
Vivimos en una época de creciente difusión del complejode vacuidad. En esta época, la educación ha de tender no sólo a transmitir conocimientos, sino también a afinar la conciencia, de modo que el hombre preste atento oído para percibir el requerimiento inherente a cada situación.
El vacío existencial o complejo de vacuidad
En unos tiempos en que los diez mandamientos han perdido, al parecer, su vigencia para tantas personas, el hombre...
tracking img