Psicologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 148 (36917 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Dra. Raquel Levistein

SEÑOR,
QUÍTAME LO BRUTO
Un relato que te enseña a utilizar tu potencial interior para enfrentar y transformar la adversidad.

PRÓLOGO
Una vez más la doctora Levinstein nos invita a mirar en nuestro interior para descubrir nuestra verdad y así volvernos libres. En este nuevo libro, la autora intenta con éxito una nueva forma de brindarnos sus enseñanzas; el relato, ylo hace muy bien. Para empezar, nos mete en el personaje principal, Juan Salabim, y a lo largo de la obra vivimos en los zapatos de él. Como lo plantea nuestra queridísima doctora, todos somos brutos, en el sentido de pasamos buena parte de nuestra vida sumidos en la inconciencia, lo que nos hace cometer todo tipo de tarugadas que no sólo nos dañan a nosotros mismos, sino también a los seres quemás amamos. A lo largo del libro, viviendo las vicisitudes de Juan Salabim, aprendemos que Dios aprieta pero no ahorca y que nos quiere tanto que, a pesar de ser tan brutos, nos tiende su mano bondadosa para sacarnos de las arenas movedizas de la inconciencia. Para aprovechar mejor el libro, sugiero al lector identificarse plenamente con el personaje principal y tratar de vivir lo que él vive en elespacio y en el tiempo

narrados, pues sólo así usted podrá sacarle al relato todas las enseñanzas que la autora ha procurado ocultar sutilmente en cada situación, en cada escena, en cada diálogo interno y externo de la narración, para que usted las descubra, las haga suyas y las aplique en su vida personal, a pesar de que esté convencido de que usted no es ningún bruto. Aunque yo creo que alfinalizar de leer el libro, exclamará como yo: ¡Todos somos Juan Salabim! Luis Castañeda

Prefacio

En una época en la que prevalecen las guerras, conflictos y levantamientos entre las naciones y en la humanidad, cuando nuestro diario acontecer se encuentra teñido de violencia, inseguridad y hasta tragedias. Cuando la corona que enmarca una historia de humanidad doliente e inconsciente afloralas dependencias químicas y emocionales, cuando las familias se desintegran y parece que los hijos están en contra de los padres y los padres en contra de los hijos; cuando la mayor guerra que tenemos que enfrentar se encuentra dentro de nosotros mismos, surge este libro como un canto de esperanza y gratitud a la vida para que dejes de ser dependiente de falsas profecías, de supercherías ysupersticiones; para que ya no seas más presa del miedo, y logres la conquista de tu propio interior descubriendo la verdad, “la verdad que te hace libre”, eterno e inmortal. Para que dejes de sentirte como una hoja al viento o un corcho en el mar; para que dejes de reclamarle a la vida y a Dios, “tal como tú puedas entenderlo”, los sinsabores que cotidianamente tienes que enfrentar; para que jamás dejesde voltear a las estrellas y descubrir en ellas tu raíz Divina y la esencia de eternidad que palpita e tu corazón y descubras que la adversidad que como humanidad estamos enfrentando representa la más grandiosa de las oportunidades: la de descubrir tu esencia y tu verdad, aquella que no sólo te hace libre, sino aquella que te permite establecer un reencuentro con nuestro Creador y percibirle comoparte de ti mismo, y tú, aún en tu fragilidad y pequeñez humana, como parte integral de Él. Y con ello, la posibilidad de transformar la realidad material, caótica y destructiva por su propia naturaleza, en un edén de paz, armonía y libertad anunciado desde tiempos inmemoriales. Este libro constituye la respuesta a una serie de acontecimientos con los que se instaló lo que parecía una nocheoscura, un invierno largo y frío. Esto comenzó con el fallecimiento de personas muy queridas y cercanas a mí hasta con aquellas pérdidas que desgarran el alma y mutilan el corazón porque son parte de mi propia vida: la pérdida de mi hermana, mi única hermana mujer; la pérdida de mi esposo, mi compañero durante casi 35 años y la pérdida de un tío muy querido, que en mis recuerdos de infancia cobra un...
tracking img