Psicologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (608 palabras )
  • Descarga(s) : 39
  • Publicado : 18 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CLARK L. HULL

Influyente psicólogo estadounidense quien se propuso comprender el aprendizaje y la motivación a través de leyes científicas del comportamiento.
La fórmula de Hull para determinarla motivación es sEr = sHr * D * K, es decir, el potencial de reacción es igual a la fuerza del hábito (medido por número de refuerzos) por la pulsión (medido en tiempo de privación) por el valor deincentivo del estímulo.
Es famoso además por sus debates con Edward C. Tolman y por su teoría de la pulsión. El modelo de Hull está apoyado en términos evolutivos: Los organismos sufren privación, laprivación crea necesidades, las necesidades activan pulsiones; el comportamiento es dirigido a metas y alcanzar metas tiene valor de sobrevivencia.
En psicología experimental, desarrollósistemáticamente sus teorías de modo hipotético deductivo a partir de observaciones y creación de hipótesis, obteniéndose con ello definiciones precisas y axiomas elaborados. Creía que la conducta era una serie deinteracciones entre un individuo y su ambiente, analizándola desde la perspectiva de adaptación biológica, la cual sería una optimización de condiciones de vida a través de la reducción denecesidades.

SIGMUND FREUD

Con el concepto de pulsión, citado por Freud por primera vez en el texto sobre el caso Schreber, introduce la diferencia entre lo instintivo, propio del mundo animal, de lopulsional, propio del hombre. En el texto citado, Freud define a la pulsión como un concepto fronterizo de lo somático respecto a lo anímico y como el “representante psíquico de poderes orgánicos”. Y enTres Ensayos para una Teoría Sexual (1905), en uno de los prólogos agregado en 1914, la define como la “agencia representante psíquica de una fuente de estímulos intrasomática”.
La pulsión para Freud,es una fuerza constante que actúa todo el tiempo. Por lo tanto, parte desde el interior del organismo, la fuga es ineficaz para su supresión.

En Pulsiones y sus destinos (1914), Freud nos dice...
tracking img