Psicologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1936 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Madurez e inmadurez de la personalidad.

La personalidad humana es necesariamente evolutiva, si bien no en forma exclusiva, por lo menos en forma predominante con diversas etapas del desarrollo biológico, que es natural al crecimiento.

En un sentido más amplio, puede considerarse que la maduración de la personalidad tiene lugar cuando se alcanza la integración armónica y equilibrada delos diferentes aspectos de la personalidad en todas sus dimensiones; la orgánico-biológica, la psicológico-espiritual-social en los planos intelectual, afectivo y de la interrelación con el medio social.

Sigmund Freud consideró que la persona madura es aquella capaz de amar y de trabajar. Gordon Allport describe seis características de una personalidad madura, que identifica con la edad adulta.En cierto modo, puede considerarse que cada una de las grandes etapas de la vida humana (lactancia, niñez, adolescencia, edad adulta), tienen en sí mismas un ciclo de iniciación y un proceso de maduración; que salvo en la primera de ellas, se fusiona con la iniciación del siguiente.

En ese sentido, Erik Erikson, en su libro “Infancia y sociedad” menciona la existencia de un estado demadurez que es aplicable a cada etapa del desarrollo del ser humano; y considera que en la vida existen ocho etapas:

En el período inicial de lactancia, que puede considerarse sea el primer año de vida, el ser humano, que necesariamente se desarrolla en un ambiente social, atraviesa una crisis de índole psico-social, que se manifiesta en una primaria actitud de desconfianza hacia el medio externo,que va transformándose paulatinamente en confianza hacia el medio más cercano, y gradualmente ampliándose hacia medios sociales más amplios. Por lo que puede considerarse que la maduración de la personalidad del lactante y del niño de muy corta edad, se produce en el momento en que adquiere un sentido básico de confianza y percibe que lo que recibe del medio que lo rodea no es amenazador, y vasintiéndose crecientemente seguro.

En la segunda etapa, de bebé, el niño debe obtener cierto grado de autonomía que le permita valerse por sí mismo; los padres deben darle cierta libertad y evitar sobreprotegerlo, sin incurrir en exceso de permisividad, al mismo tiempo que evitar burlarse de él, lo cual puede determinar que se avergüence y se intimide, retrayéndose en su desarrollo.

En la terceraetapa: “edad del juego”, el niño presenta un proceso acelerado de conocimiento del mundo que lo rodea, siendo el juego un proceso de aprendizaje y de desarrollo de su motricidad. Es la edad de la curiosidad y las constantes preguntas, en lo cual es preciso permitirle que tome la iniciativa y procurar responderlas en forma sencilla, accesible, pero sustancial.

En la cuarta etapa, “edad escolar”el niño comienza su desarrollo intelectivo, al mismo tiempo que perfecciona su motricidad y su destreza. Su actividad en asociación con otros niños, inicia un proceso de socialización en el cual aprende principalmente a considerar los límites admisibles al comportamiento en situación igualitaria, sin los “privilegios” de que gozaba en el medio familiar.

La quinta etapa, la adolescencia colocaal joven en un proceso de estructuración interna y externa de su propia identidad individual; en el cual una cierta turbulencia interior le suscita inclinaciones a buscar exteriorizar diferenciaciones formales como medio de mostrar su condición de persona autónoma de los restantes. Al mismo tiempo suele incurrir en conductas contradictorias con eso, de “mimetización ” (adoptando y cambiandofacilmente “modas” diversas, y tratando de ponerse a la vanguardia en su cambio por otras).

En ese proceso de auto-afirmación desarrolla una tendencia a alejarse de las anteriores referencias formales (la familia, el centro educativo, los núcleos sociales); pero al mismo tiempo, en la búsqueda de supuestas nuevas referencias y modelos desarrolla la tendencia a imitar líderes, y a erigir “ídolos” en...
tracking img