Psicopatologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3406 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Inhibición, síntoma y angustia

Capítulo V
Queríamos estudiar la formación de síntoma y la lucha del yo contra el síntoma, pero es evidente que la elección de las fobias no fue un paso feliz.
La angustia que predomina en el cuadro de estas afecciones se nos presenta ahora como una complicación que extiende un velo sobre el estado de cosas.
Son numerosas las neurosis en las que no sepresenta nada de angustia. La genuina histeria de conversión es de esa clase: sus síntomas más graves se encuentran sin contaminación de angustia.
Este hecho debería alertarnos para no atar con demasiada firmeza los vínculos entre angustia y formación de síntoma, pero las fobias se hallan- en lo demás- tan próximas a las histerias de conversión que Freud se ha considerado autorizado a situarlas en unamisma serie con estas, bajo el título de «histeria de angustia».
Los síntomas más frecuentes de la histeria de conversión son procesos de investidura permanentes o intermitentes.
Mediante el análisis se puede averiguar el decurso excitatorio perturbado al cual sustituyen. Las más de las veces se llega a la conclusión de que ellos mismos participan de este último, y es como si toda la energíadel decurso excitatorio se hubiera concentrado en este fragmento.
La sensación de displacer que acompaña a la emergencia del síntoma varía en medida muy llamativa. En los síntomas permanentes desplazados a la motilidad, como parálisis y contracturas, casi siempre falta por completo; el yo se comporta frente a ellos como si no tuviera participación alguna, En el caso de los síntomas intermitentes yreferidos a la esfera sensorial, por regla general se registran nítidas sensaciones de displacer, que en el caso del síntoma doloroso pueden aumentar hasta un nivel excesivo.
También de la lucha del yo contra el síntoma ya formado se recibe escasa noticia en la histeria de conversión. Sólo cuando la sensibilidad dolorosa de una parte del cuerpo se ha convertido en síntoma puede este desempeñarun papel doble.
El síntoma de dolor emerge con igual seguridad cuando ese lugar es tocado desde afuera y cuando la situación patógena que ese lugar subroga es activada por vía asociativa desde adentro, y el yo recurre a medidas precautorias para evitar el despertar del síntoma por la percepción externa.
Los síntomas de la neurosis obsesiva son en general de dos clases, y de contrapuestatendencia. 0 bien son prohibiciones, medidas precautorias, penitencias, vale decir de naturaleza negativa, o por el contrario son satisfacciones sustitutivas, hartas veces con disfraz simbólico. De estos dos grupos, el más antiguo es el negativo, rechazador, punitorio.
Constituye un triunfo de la formación de síntoma que se logre enlazar la prohibición con la satisfacción, de suerte que el mandato o laprohibición originariamente rechazantes cobren también el significado de una satisfacción.
En esta operación se evidencia la inclinación a la síntesis, que es reconocido al yo. En casos extremos el enfermo consigue que la mayoría de sus síntomas añadan a su significado originario, el de su opuesto directo.. En el caso más grosero, el síntoma es de dos tiempos, vale decir que a la acción queejecuta cierto precepto sigue inmediatamente una segunda, que lo cancela o lo deshace {rückgängig machen}, si bien todavía no osa ejecutar su contrario.
De este panorama de los síntomas obsesivos se obtienen dos impresiones:
La primera es que se asiste aquí a una lucha continuada contra lo reprimido; y la segunda, que el yo y el superyó participan muy considerablemente en la formación de síntoma.
Lasituación inicial de la neurosis obsesiva no es otra que la de la histeria, a saber, la necesaria defensa contra las exigencias libidinosas del complejo de Edipo. Y por cierto, toda neurosis obsesiva parece tener un estrato inferior de síntomas histéricos, formados muy temprano.
Empero, la configuración ulterior es alterada por un factor constitucional.
Cuando el yo da comienzo a sus...
tracking img