Psiquiatria forense

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7142 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
132 -

Revista Uruguaya de Psicoanálisis 2004 ; 99 : 132 - 152

El Amor en la Adolescencia
( Los adolescentes que no pueden amar)
Gonzalo Varela Viglietti1

«La historia de amor («la aventura») es el tributo que el enamorado debe pagar al mundo para reconciliarse con él» De: «Fragmentos de un discurso amoroso» Roland Barthes. “Si comienzo por el amor, es que el amor es para todos –lesgusta negarlo- la gran cosa de la vida” De: “Selección de máximas consoladoras sobre el amor”. Charles Baudelaire.

A modo de introducción.
“Es llamativo, además, que sólo se hayan señalado hasta ahora los aspectos ingratos del crecimiento, dejando de lado la felicidad y la creatividad plenas que caracterizan también al adolescente”. Arminda Aberastury

Comienzo con estas palabras de Aberastury(1971) porque como ella, yo tampoco creo que la adolescencia sea tan solo dolor, pena y sufrimiento como a menudo se ha creído, dejando de lado, la gran creatividad, la enorme capacidad de amar, y la in1. Miembro Titular de A.P.U. Comercio 1941. C.P. 11400. Tel. 507 3446. E-mail: gvarela@chasque.apc.org - Montevideo. Uruguay.

El Amor en la Adolescencia ( Los adolescentes que no pueden amar) -133

creíble plasticidad para el cambio que también son propias de esta edad. Pero abordar un tema como el del amor, no es tarea sencilla. La complejidad ya ha sido puesta de manifiesto por David (1971): ¿Cómo pasar de una experiencia sensible a la teoría de un estado? ¿Se puede «hablar» del amor? ¿Teorizar sobre un sentimiento que, como tal, se refiere fundamentalmente al registro de laexperiencia sensible? Y más específicamente, ¿cuál podría ser la importancia que podríamos conferir a la experiencia amorosa en el curso del proceso adolescente? Durante mucho tiempo, e influidos creo yo por el gran peso que tuvo el descubrimiento de la sexualidad infantil, se pensó que todo lo importante se jugaba en la primera infancia, y que era allí donde quedaba signado el futuro psíquico de unapersona. Louise Kaplan fue una de las primeras analistas en sostener que la adolescencia no era la simple repetición de ninguna de las fases anteriores del desarrollo del niño, y con ello se enfrentaba a un pensamiento sólidamente consolidado en los círculos analíticos, y que llega aún hasta nuestros días. Dicho pensamiento insistía en ver el proceso adolescente como simple recapitulación de lasexualidad infantil y de sus vicisitudes. Si bien es cierto que el amor adolescente no puede ser entendido si no es en relación al vínculo infantil con los padres, en donde él toma cuerpo, no es menos cierto que no le podemos reducir a ello. El florecimiento de la sexualidad durante la adolescencia, confiere a esta etapa de la vida características particulares pues el campo de la sexualidad es un campoprivilegiado para los procesos de resignificación. Lo que querría sostener es que los amores de la adolescencia no son la simple repetición de los amores de la infancia. El amor adolescente es algo más, es mucho más. P. Gutton (1998) ha planteado la tesis de que “la construcción adolescente del sujeto se desarrolla por estados amorosos sucesivos”.2
2. Citado por C. David (1998)

134 - GonzaloVarela Viglietti

Crecer es amar... y amar es crecer, sostiene asimismo C. David (1998) pues: “...los amores preedípicos y edípicos que han contribuido al jalonamiento del crecimiento infantil van a encontrarse a la vez reactivados y transformados a partir de la pubertad y en función de las nuevas experiencias eróticas que ella entraña”. Durante la adolescencia, el desarrollo de una progresivadisposición para el amor es, a mi modo de ver, un confiable indicador de un reposicionamiento libidinal y narcisista que nos habla de un proceso que marcha bien. Los amores de la adolescencia, aquellos que suceden en el transcurso de un análisis –y aunque a menudo lo dificulten- son asimismo fiel testimonio del progreso del mismo. Las patologías graves de la adolescencia –y aún algunas no tan...
tracking img