Publicidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1518 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuando los trastos se acumulan
ECHE un vistazo a su casa. ¿Hay trastos por todas partes? ¿Le daría vergüenza que un amigo viera lo que tiene en el armario? ¿Tiene problemas para encontrar un objeto específico debido a que lo tiene debajo de un montón de cosas que ha ido acumulando? Si su respuesta a estas preguntas es afirmativa, usted no es el único.
“Yo todo lo guardo” confiesa Ralph. Leonañade: “Durante más de quince años había guardado tanta ropa, periódicos y libros que casi no podía ni respirar”. “Con solo pensar en hacer limpieza, ya estoy cansada antes de empezar”, se lamenta otra persona que es víctima de la acumulación de trastos.
Algunos niños crecen entre montones de trastos. Una persona que vivió esa experiencia dice: “De lo que puedo recordar, cuando alguien venía porprimera vez a nuestra casa, siempre tenía que advertirle de lo que encontraría. Y le decía que, con toda libertad, podía quitar de en medio todo lo que le estorbase para sentarse”. Y en vista de la condición tan poco presentable en que tienen algunos su casa, hasta los adultos pueden tener reparos de invitar a alguien que no sea de la familia.
Muchas veces la gente no se da cuenta de todo lo quetienen amontonado hasta que han de trasladarse de casa. Si no se han deshecho con regularidad de los trastos inútiles, el traslado supone mucho más trabajo y... dinero.
Pero para muchos, deshacerse de los trastos no es tan sencillo como tan solo tirar cosas. Primero hay que vencer una serie de obstáculos.
¿Por qué no lo tiran y ya está?
Por un tiempo, la psicóloga Lynda W. Warren y la asistentasocial de clínica Jonnae C. Ostrom habían dado por sentado que todos los que acumulaban trastos eran personas mayores que habían sobrevivido la Depresión de los años treinta. Pensaban que su costumbre de amontonar cosas era “una excentricidad poco común e inofensiva”. Sin embargo, tras estudiar el tema, informaron: “Nos sorprendió descubrir a una generación joven de urracas, que nacieron muchodespués de los años treinta. [...] Ahora creemos que tal comportamiento es común y que, en particular cuando se trata de un caso extremo, puede crear problemas tanto para ellos mismos como para los que viven cerca”.
¿A qué extremo se puede llegar? “Ostrom ha visto matrimonios que se han roto por culpa del desorden”, comenta la revista Health. Algunas personas hasta piden ayuda a consejerosprofesionales. De hecho, la revista Health llama a este asesoramiento sobre organización personal “un campo floreciente cuyos profesionales pueden cobrar hasta 1.000 dólares [E.U.A.] diarios por hacer aquello en lo que tanto nos insistía nuestra madre: ordenar nuestra habitación”.
Es muy probable que su problema con el desorden, si lo tiene, no sea de esa envergadura. Aun así, quizás le resulte difícilsuperar las cuatro barreras que se alzan entre los objetos en cuestión y el cubo de la basura:
□ Un posible uso en el futuro. (“Es mejor guardarlo que después lamentarlo.”)
□ Apego sentimental. (“Esto me lo regaló la tía María.”)
□ Un valor potencial. (“Quizás algún día sirva para algo.”)
□ Apenas está usado o estropeado. (“Está muy bien para tirarlo.”)
¿El resultado? Psychology Today dice: “Lostrastos siguen amontonándose, y lo mismo sucede con los problemas que estos causan”.
Así que, ¿puede usted evitar que se le acumulen los trastos?
Dónde empezar
Cuando a una mujer se le preguntó cómo se sentiría si un huracán destruyese casi todas sus posesiones, respondió: “La sensación que me embargó al pensar en perderlo todo fue de alivio..., verme libre de mi desorden sin la ansiedad deseleccionar lo que desecho y lo que me quedo”. Esto ilustra muy bien que seleccionar y desechar puede ser muy difícil de llevar a cabo.
“Las personas que acumulan trastos tienen dos problemas —dice la asesora Daralee Schulman—. Las cosas que ya están en la casa y las cosas que entran.” En lugar de ponerse a hacer grandes limpiezas de vez en cuando, ella sugiere que se dediquen ratitos de tan solo...
tracking img