Pueblos de la biblia y pueblos indigenas de hoy

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3137 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tema: PUEBLOS DE LA BIBLIA Y PUEBLOS INDIGENAS DE HOY – Una reflexión de fe para servidores de los pueblos indígenas
En el pasado colonial, algunos dirigentes de la sociedad y de la Iglesia pretendieron formar cuadros directivos indios en el Seminario Indígena de la Santa Cruz de Tlatelolco (1535-1575), sin pretender cambiar de fondo los esquemas coloniales, llegó el momento en que esos indiosformados pusieron en evidencia la falacia del orden colonial y exigieron transformaciones profundas y audaces. Los dueños del sistema tenían que cerrar la experiencia de Tlatelolco porque no necesitaban indios crecidos, sino indios infantilizados o sumisos, que funcionaran para bien de la sociedad y de la Iglesia. En día de hoy, difícil resulta modificar no sólo la realidad indígena en suestructura, sino también las actitudes colonialistas con las que abordan los dirigentes esta realidad, pero hay que intentar venciendo poco a poco complejos y prejuicios para ir poniendo los cimientos de un mundo nuevo más humano y más acorde con el plan de Dios.

“El Maestro está aquí y te llama” (Juan 11,28)

Es la frase que le dijo Marta a María, en el momento más trágico de la historia familiar:Lázaro “Dios es mi fortaleza” encerraba la esperanza; “amigo” de Jesús (Juan 11,11), “el que tú amas, Señor” ( 11, 3), llevaba ya cuatro días en la tumba. Y esa tumba de Lázaro podía convertirse también en la tumba de la fe de Marta y María; pues la angustia provocada por la desaparición del hermano: “Si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto” (11,22. 32), ese grito de Marta se sienteen los funerales, de los indígenas y de los pobres en toda la sociedad. El proyecto neoliberal, ha excluido a los indígenas de la casa y destina a la extinción como pueblos y como personas, trata como población sobrante, desechable, la hoja suelta del árbol, la escalerilla de tablas, el excremento de los poderosos, como lo definió Juan Diego en 1531 ante la Virgen de Guadalupe.
Frente estarealidad neoliberal los indígenas o servidores pastorales de los pueblos indios, pueden gritar: “Si hubieras estado aquí...” estas cosas no sucederían o como los discípulos: “Maestro, ¿no te importa que nos hundamos” (Marcos 4, 38). Como personas de fe, consagradas a la causa del Reino, añadimos como Marta: “Pero aún ahora, Señor, yo sé que cualquier cosa que le pidas a Dios, Dios te la dará” (Juan11,22).
Y el Señor nos dice a cada uno de nosotros como a Marta y a María: “¿No te he dicho que si crees, vas a ver la gloria de Dios” (Juan 11,39). En esta situación límite de dolor y angustia existencial tenemos que renovar nuestra fe y esperanza. “El Maestro está aquí y te llama”.
Hay que buscarlo para estar en su casa, nutriéndose con su presencia. Estar en silencio, para captar la voz delSeñor que nos habla desde esta realidad; El no está lejos de su pueblo, El conoce el sufrimiento del pobre y llora por aquel a quien tanto ama. Por eso como Moisés, los profetas de todos los tiempos, los servidores de los pueblos indígenas debemos decir a Dios: “Heme aquí”... (Ex. 3,5); “Habla, Señor, que tu siervo escucha” (1Sam. 3,10); “Aquí me tienes, Señor, envíame” (Isaías 6,8).
El Paradigma deMoisés. “Moisés cuidaba las ovejas de Jetró, su suegro, sacerdote de Madián” (Ex. 3,1a).
En la experiencia de fe de Moisés en el Éxodo está reflejada paradigmáticamente la experiencia de muchas personas. Moisés era un hombre privilegiado de la ciudad. Había sido recogido, educado y protegido en el palacio del Faraón, tratado como hijo de él (cf. Ex. 2,10). Al visitar y comprobar los penosostrabajos que pasa el pueblo (Ex. 2,11), cambió su corazón, se convirtió y optó por sus hermanos. Se metió en problemas por querer defenderlos y tuvo que dejar las comodidades del sistema. Abandonó el palacio y se fue a vivir al desierto en medio de los marginados o excluidos de la sociedad. Se inculturó haciéndose uno de ellos, pueblos del desierto. Por eso se casó con la hija de un ovejero y se...
tracking img