Puente jula

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1448 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 24 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Misa en Puente Jula

Las gotas de agua bendita lanzadas por la cansada pero firme mano del padre, surcan la penumbra del templo y desatan un gruñido feroz. Convulsiones, gritos, vómito y maldiciones se mezclan con los rezos de un cura resuelto a afrontar y expulsar al mismísimo Satán y sus legiones endemoniadas, que hallaron refugio en cuerpos y mentes jóvenes. La misa ha comenzado.
No, no setrata de un guión de película de terror, ni de alguna obra de teatro; sino de la misa de exorcismo que todos los viernes a partir de las 9 de la noche, realiza el sacerdote Casto Simón en la parroquia de San Miguel Arcángel, en Puente Jula, Veracruz.
Dicho poblado, con apenas 3 mil habitantes y algo marginado, ve cambiada totalmente su fisonomía durante ese día, habiendo llegado a convertirseen eje de su economía, por la cantidad de personas que asisten a dicha misa.
Algunos enfermos aseguran que fueron consagrados al Diablo desde antes de nacer por prácticas de hechicería de sus padres o abuelos, otros creen que fueron poseídos por escuchar música, pertenecer a sectas, leer libros con personajes endemoniados o estar involucrados en la magia, contabilizando a quienes jugaron a laouija y comparten presencias inexplicables, oyen voces sin identificar y comienzan a odiar sin motivo.
La mayoría son jóvenes de entre 14 y 22 años, quienes durante semanas que a veces derivan en meses son llevados por familiares y amigos al templo, a escazos 20 kilómetros del puerto por la carretera libre a Jalapa, para que les "expulsen al demonio".
A partir de las dos de la tarde el curaplatica con quienes se someterán al ritual. Luego todos, con un rosario al cuello, participan en una misa evangelizadora que dura casi cuatro horas, durante las cuales algunos feligreses sienten que sanaron (por ejemplo del cuello, la espalda, la cabeza, o consideran que son menos propensos a los ataques epilépticos si es el caso) y son capaces de perdonar ofensas de antaño. Lo comentan en voz alta,a petición del religioso.
Durante esta ceremonia los poseídos manifiestan comportamientos extraños. Unos se dejan caer al escuchar una oración y comienzan a convulsionarse, por lo que requieren ser sometidos por hombres que dentro de la iglesia son conocidos como cazafantasmas, pues ayudan a los sacerdotes a sujetar los cuerpos "que fueron tomados por Satán". Otros vomitan en cubetas dispuestaspara ese fin por personal de auxilio de la parroquia.
La mayor parte de los "pacientes" acuden acompañados por sus familiares y amigos. Otros son llevados por monjas, que desde Fortín de las Flores se desplazan por diversas comunidades para identificar personas endemoniadas y someterlas al exorcismo.
Antes de las nueve de la noche empiezan los preparativos para la misa de liberación bajo un techode lámina. Los poseídos sacan vendas de una caja de cartón. En esta ocasión, ninguno refleja en el rostro marcas de sufrimiento o daño, excepto un joven de unos 17 años que por voluntad de sus padres será sometido al ritual en busca de una curación milagrosa para el retraso mental que padece. Es maniatado, acostado en una banca de madera, y sus pies y cintura son atados al mueble para impedirlecualquier movimiento.
Los otros se sientan y extienden los brazos para que sus acompañantes los sujeten al respaldo de las bancas. Una vez culminado este paso, las mujeres piden que les amarren el cabello para que no les caiga en la cara durante las manifestaciones. Así hizo Sonia, de 22 años, quien supuestamente fue consagrada al Diablo por unos hechiceros que tuvieron contacto con sus abuelosantes que naciera. Es robusta y bromea antes del ritual. En su playera sobresale una imagen de la Virgen de Guadalupe.
Durante la preparación los sacerdotes visten sotanas blancas. Una vez que todos están listos, la imagen del Santísimo se coloca en el altar mayor de la parroquia. El padre Simon se sienta frente a Sonia para observar el rito, mientras sus ayudantes rezan plegarias: "Santísimo,...
tracking img