Putos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 65 (16090 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En la literatura erótica clásica más de un poeta se lamentó por extrañar los hoyuelos de las nalgas de su amante. Aquello que en esa época resultaba excitante hoy es la mayor pesadilla entre las mujeres.

Esto demuestra que los parámetros de belleza no fueron siempre los mismos. Antes, el modelo de mujer voluptuosa, cuyo ícono fue Sofía Loren, se contraponía a las flacas con poco para mostrar.Pero ahora las modelos se destacan por sus cuerpos esqueléticos con escotes desbordantes, casi un contrasentido.

Este parámetro de belleza inalcanzable para el común de las mortales viene siendo instalado por los medios de comunicación, los mensajes publicitarios y las prácticas socioculturales, entre las que gravita principalmente la moda.

Sin embargo, últimamente, estas convenciones sobrela belleza están empezando a cambiar. A veces hasta impulsadas por las mismas empresas de cosmética que antes impusieron esos estereotipos estrechos y sofocantes.

En esta tendencia tomó la delantera la línea de productos de belleza Dove que lanzó la campaña “Por la Belleza Real” que tiene como objetivo promover una visión de la belleza “más tolerante, más saludable y más democrática”.

Segúnun estudio global que hizo Unilever -la empresa dueña de la marca Dove- el año pasado en 10 países, entre ellos la Argentina, el 88% de las mujeres adultas y el 92% de las adolescentes en todo el mundo quiere cambiar al menos un aspecto de su apariencia física, siendo el peso el primero en el ranking de disconformidad.

La inmensa mayoría (68%) no se siente incluida en los parámetros de bellezaque se proponen desde los medios de comunicación. En nuestro país, sólo el 3% se siente ‘bella’ y apenas el 8% se autocalifica como ‘atractiva’.

Los ideales de belleza actuales pueden crear un deseo de perfección que genera en las mujeres sentimientos de ansiedad y falta de adecuación en relación con su apariencia general y, especialmente, con su peso y su figura.

Este sentimiento de “nopertenecer” al grupo de las lindas influye en otros aspectos de la vida de las mujeres que no tienen que ver con lo físico: el estudio revela que el 64% de las mujeres adultas y el 72% de las adolescentes evitan “dar una opinión", "ir al colegio o al trabajo" o "ir al médico" si se sienten mal con su apariencia.

Vivir con los ideales de belleza actuales afecta negativamente la manera en que unamujer valora su cuerpo y su autoestima, como lo revela esta encuesta a más de 3.000 mujeres de todo el mundo según la cual menos de 2 de cada 10 dicen tenerla “muy alta”.

Esta obsesión por alcanzar los parámetros de belleza física dominantes, además de frustrante, resulta contraproducente para el bienestar general. “¿De qué me sirve hacer la dieta de la luna si voy a estar horrible a causa delmal humor?”, se pregunta Susi Reich, presidenta de la Asociación Argentina de Medicina Integrativa (AAMI) para quien la belleza incluye al ser físico, espiritual y emocional.

“Afortunadamente, los parámetros de belleza están cambiando y hay una mayor conciencia, por ejemplo, de la necesidad de pelear contra la anorexia”, agrega Reich.

En este cambio hacia una belleza más “real” hay unreplanteo de los códigos impuestos con una mayor apertura hacia otros modelos que incorporan las diversidades culturales y étnicas.

“Traé el cuerpo que tenés y llevate el que querés”

En la era de las cirugías, y en el país que lidera el turismo atraído por el bisturí, el modelo de las modelos se volvió perverso. Ahora representan un ideal de “cuerpo único” inalcanzable si no es pasando por elquirófano. ¿De qué otra manera, sino, se puede ser –al mismo tiempo- extraflaca y exuberante?.

Por suerte, todavía, la cirugía plástica sigue siendo la menos frecuente de todas las prácticas de belleza estudiadas. Una segunda encuesta mundial que realizó Dove en 2006 arrojó que el 25% de las mujeres considerarían recurrir a una práctica de este tipo para sentirse más lindas.

Si bien no está...
tracking img