Pwned

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1125 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ortega, sin duda, merece ocupar una posición muy distinguida entre los principales pensadores de nuestro tiempo. Además, su preocupación por las cuestiones y problemas sociales constituye uno de sus primeros y más consistentes intereses. Su acercamiento a la dimensión social de la vida humana, no restringido por las limitaciones profesionales de los sociólogos, muestra una notable agilidad quereside en su capacidad para cambiar constantemente de punto de vista; debemos, por tanto, considerarlo un enfoque filosófico-social más que un enfoque sociológico. La fuerte tensión entre los dos conceptos que encontramos en el título de este libro, el “hombre” y la “gente”, refleja su principal concepción de la existencia humana: transfiere al terreno social la tensión cardinal (que otros filósofoscontemporáneos, como Heidegger, Jaspers y Sartre, reconocen también, y cuyas raíces se encuentran en la teología cristiana) entre la vida profunda, verdadera, “auténtica”, y la vida superficial o desperdiciada. “En realidad no vivimos nuestra vida genuina”, escribe Ortega. “La realidad genuina de la vida humana incluye el deber de un retiro frecuente a la solitaria profundidad de uno mismo.” Portanto, cada individuo lucha, cada alma está siempre dudando entre la llamada interior que le invita a recogerse en sí misma (ensimismamiento) y la llamada del mundo exterior (alteración). Lo mundano y carnal son los otros, la “gente”, esto es, el descenso hacia lo social de la vida humana.

Alrededor de este axioma antropofilosófico se organiza el análisis de los hechos y fenómenos sociales queOrtega lleva a cabo con la intención de explicar la esencia de la socialidad. Uno debe preguntarse si existe una verdadera justificación para las reprimendas que nuestro autor dirige a los sociólogos en general, empezando por Auguste Comte, por haber eludido siempre una definición de la sociedad. Ortega quedó impactado cuando encontró que los tratados de sociología no acertaban a decir qué es lasociedad -al igual que los libros de biología no aciertan a ofrecernos una noción de qué es la vida-. El filósofo, sospecho, esperaba de la ciencia algo que no hay que suponer que la ciencia pueda ofrecer: la discusión de la naturaleza esencial de su objeto, cuestión que corresponde más bien a un enfoque filosófico. Finalmente, Ortega ofrece él mismo un enfoque de este estilo en El hombre y lagente, a pesar de que desafortunadamente el libro permanecía a su muerte sin estar enteramente rematado. Especialmente estimulante, en la segunda mitad del trabajo, son las sutiles “meditaciones sobre el saludo” y el capítulo dedicado al lenguaje -donde, de paso, los lingöistas reciben también severas críticas de su pluma.

Para los estudiantes de ciencias sociales, frecuentemente sumergidos en lasrutinas de la investigación, de los métodos, y, en ocasiones, ocupados en problemas insignificantes o sin sentido, la lectura del libro de Ortega resultará muy estimulante puesto que presta atención a las más profundas bases de la materia que profesionalmente cultivan.

En «Estructura de nuestro mundo», tras constatar la importancia de averiguar qué es la sociedad —algo en lo que nos va lavida, el futuro—, Ortega nos resume el punto de partida desde el cual se debe afrontar todo fenómeno humano: la realidad radical y concreta que es la existencia humana. Nuestra vida —que es personal y vivida única y exclusivamente por cada uno— se caracteriza por estar siempre y en todo momento en una determinada circunstancia o contorno en el que tenemos que vivir. Ahora bien, ¿cómo es nuestrarelación con el conjunto de cosas que nos encontramos en ese contorno o mundo externo? Ortega salta por encima de la dialéctica entre el idealismo y el realismo y nos aproxima a una visión fenomenológica donde la «cosa» se nos hace presente en cuanto tiene que ver con nosotros (como objeto de nuestra intencionalidad; problema, facilidad para lo que estamos haciendo o lo que nos pasa). Ahora bien,...
tracking img