¿Qué diablos eran los mitotes?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 51 (12725 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¡Qué diablos era un mitote!
Adolfo Torres Peña

A modo de introducción

Cualquier intento por narrar el decurso del teatro en el Estado de Nuevo León, habrá de iniciar con una reflexión en torno al mitote. Por una simple y sencilla razón: seguimos utilizando la palabra como sinónimo de fiesta escandalosa. Si bien fueron aniquilados todos los diferentes grupos indígenas que habitaron en estasregiones por los colonos españoles (ya sea por hambre, esclavitud o transmisión de enfermedades), sobrevive este término en el habla cotidiana.

José Sánchez, en su Glosario de voces castellanas derivadas del idioma nahüal o mexicano, publicado en 1902, define al mitote como: “Baile o danza. Se usa como sinónimo de alboroto, tumulto, escándalo, etc.” (1902:23) Así de simple, no da más detalles.Esto significa que desde el siglo XIX esta palabra había perdido el significado bélico que le dieron los colonizadores del noreste de la Nueva España pues, en todos los casos, cuando los cronistas –frailes o militares- narran sucesos de aquel turbulento siglo XVII, se habla del mitote como preámbulo a un ataque indígena.

A los pobladores del semidesierto mexicano, los aztecas les llamabanchichimecas; don Eugenio del Hoyo anota que es una palabra náhuatl que significa: linaje de perros. Al avanzar la colonización, se presentó la necesidad de diferenciar a los aborígenes; ya no bastó el nombre genérico de chichimecas y empezaron a darles nombres que respondían al capricho del colonizador, referían al lugar donde habitaban o era una palabra náhuatl que equivalía al nombre que estosgrupos se daban así mismos. Una descripción muy general de estos grupos la incluye este mismo investigador en el libro citado:

…el horizonte cultural en que vivían estos nómadas era de lo más primitivo; andaban completamente desnudos, cubiertos los cuerpos y los rostros de pintura y tatuajes; sus aduares o ‘rancherías’, de quitar y poner, consistían en unas cuantas chozas semiesféricas hechasde varejones entretejidos y cubiertas de zacate, dentro de las que se hacinaban en la más espantosa promiscuidad; los utensilios se reducían a unos poco objetos muy simples fabricados de madera, de hueso, de fibras y, muy especialmente, de piedra tallada; desconocían por completo la cerámica; y la cestería y los tejidos se reducían a sus manifestaciones más primitivas. No había entre ellos formaninguna de gobierno y su religión se reducía a la magia del culto totémico y a las más burdas supersticiones. Su miserable economía tenía como base la recolección de frutos silvestres en su forma más atrasada, pues consumían sin llegar a cosecharlos y, como complemento, la caza y la pesca. Los principales alimentos, que variaban según las estaciones, condicionando su nomadismo, eran el mezcal,asado de barbacoa, las raíces de lampazo, los mezquites y las tunas. Todos ellos eran antropófagos y para satisfacer esta necesidad, vivían en constante guerra los unos con los otros y eran en extremo crueles. (del Hoyo, 2005: 2-3)

De acuerdo con esta descripción y centrando la atención cuando afirma: “No había entre ellos forma ninguna de gobierno y su religión se reducía a la magia del cultototémico y a las más burdas supersticiones”, podríamos aventurarnos a suponer que los mitotes no eran solamente bélicos sino que podrían haberse realizado por alguna razón religiosa o respondían a simples mitos no estructurados. ¿De qué tótem habla don Eugenio? Y ¿por qué juzga que eran burdas supersticiones? Aún continuamos creyendo cosas tan absurdas como no pasar el salero de mano en mano o quelevantarse y pisar primero con el pie izquierdo traerá en consecuencia un día nefasto.

Para indagar el verdadero sentido de los mitotes es obvio que debe recurrirse a los primeros cronistas cristianos que llegaron a esta región. Pero no debe olvidarse que su óptica redujo toda conducta indígena a cosas bárbaras del demonio; poco interés por conocer la ideología de los indígenas se observa en...
tracking img