Qué se puede esperar de la bioética a propósito de la eutanasia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2991 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿QUÉ SE PUEDE ESPERAR DE LA BIOÉTICA A PROPÓSITO DE LA EUTANASIA?
Cuando se tratan temas en los cuales se tiene en cuenta el contexto que surge a partir de los distintos avances, de procedimientos, técnicas e instrumentos biomédicos, es inevitable establecer la discusión de modo que se creen espacios para el diálogo y la discusión abierta y participativa. Esto, con el fin de “discernir lascondiciones de un uso responsable y adecuado, a la luz de la simple razón del hombre, insigne solitario entre los vivos, que intenta rescatar lo mejor de nuestras más antiguas y nobles tradiciones éticas, religiosas y culturales” (Golcher, 1992). Este escrito pretende precisamente, condensar y comentar las posiciones de distintos autores, frente al dilema ético de la eutanasia, comentando además, suposible conveniencia y/o justificación, a la luz de distintas posiciones que sustentan las discusiones bioéticas.
Para comprender mejor el objeto de este estudio, es necesario, aunque sea de forma breve, exponer el significado concreto del término eutanasia. A pesar de que en este sentido, se pueden también encontrar distintas concepciones del término en sí, se puede mencionar dos que tienden aestar hasta cierto punto, bastante extendidas dentro de la opinión general. La primera es la noción de eutanasia como:
“aquel comportamiento que, de acuerdo con la voluntad o interés de la otra persona que padece una enfermedad o lesión incurable, generalmente mortal que le causa graves sufrimientos o le afecta considerablemente a su calidad de vida, da lugar a la producción, anticipación o noaplazamiento de la muerte del afectado” (Díez, 1995; citado por Beristain, 2007).
Por otra parte, el mismo Beristain menciona la posición o la noción de este término, por parte de la Iglesia Católica, reconociendo que cumple un papel que no se puede ignorar, en esta discusión. Así, menciona que Juan Pablo II, en su encíclica Evangelium vitae (1995), dice que: “Por eutanasia en sentido verdadero ypropio, se debe entender una acción o una omisión que por su naturaleza y en la intensión causa la muerte, con el fin de eliminar cualquier dolor”.
Esta noción provee una perspectiva muy similar a la primera, que, además de tratar de clarificar bien las circunstancias básicas en las que se produce la eutanasia, también, al menos por extensión, evita usar abiertamente este término, sustituyéndolo porotros de corte más “humanista”, que es precisamente la línea que sigue ese primer planteamiento. Así, es común hoy en día que sustituya el término eutanasia por otros términos o expresiones como “morir digno, culminación digna de la vida, ayuda a morir con dignidad” (Beristain, 2007). A pesar de que se usan estos términos con el afán de esclarecer mejor el concepto, para una comprensión general, ami criterio personal, lo que hace más bien es crear un paradigma más complejo, como explicaré más adelante.
Campos, Sánchez y Jaramillo (2001), proponen un marco histórico bajo el cual se puede analizar la evolución de la noción de eutanasia, hasta llegar a las definiciones previamente mencionadas. Así, proponen que en una etapa más primitiva se tienen indicios de que algunos pueblosacostumbraban a matar o abandonar a los ancianos y enfermos graves, e incluso un acercamiento a una eutanasia de forma voluntaria, como en los esquimales. En la etapa antigua se encuentran distintas nociones, por ejemplo, en pueblos como los celtas, los hijos daban muerte a su padre viejo y enfermo, visto en una forma piadosa, y para tomar el rol de líder de la tribu; los judíos por su parte concebían lamuerte de forma piadosa, en especial a los heridos de guerra; los griegos acostumbraban a administrar la cicuta a quienes deseaban morir a causa de sus sufrimientos, además del uso de distintas prácticas eutanásicas, sin usar ese término concreto, como los ejemplos de Diógenes, Zenón de Sitio o Epicúreo, quienes se suicidaron (los dos primeros) o, como el caso del último, se embriagó para no...
tracking img