Qué tan real es el mundo que conocemos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1096 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿QUÉ TAN REAL ES EL MUNDO QUE CONOCEMOS?

Ensayo sobre Semiótica

Estudiante : Luis Bravo Inostroza
Entrega : 8 de abril de 2009
¿Qué tan real es el mundo que conocemos?

Desde que el ser humano llega a la tierra mediante el nacimiento, este se ve inserto en una determinada cultura y sociedad, no es casualidad que este no esté solo, pues por naturaleza es fruto de una uniónparental entre personas que comparten espacios, realidades, funciones. En fin interactúan y forman parte de un grupo de personas que se llama: comunidad.

La comunidad, según la enciclopedia virtual wikipedia, es definida como: “Un grupo o conjunto de individuos, seres humanos, o de animales que comparten elementos en común, tales como un idioma, costumbres, valores, tareas, visión del mundo,edad, ubicación geográfica (un barrio por ejemplo), estatus social, roles, etc.

Con respecto a lo anteriormente citado, es bueno detenerse en lo que dice relación con la visión de mundo, es decir con la interpretación que el humano hace de este, y que corresponde básicamente a una interpretación que las mismas personas han asumido por acuerdo, por costumbre o simplemente porque les tocó viviren esa realidad sin darse cuenta, pero que sin lugar a dudas parece normal, pues es lo único que se conoce. En este sentido aparece la semiótica junto a su objeto de estudio, que se encargan de descifrar, descubrir, estudiar y teorizar todos aquellos signos, símbolos, imágenes, textos, y por excelencia la forma de significar todas aquellas realidades por parte de la sociedad en cuestión.

Laspersonas a través de los años han ido integrando diferentes significaciones a todo lo que les rodea y esto a su vez los han transformado en códigos descifrables para todos los habitantes de la misma comunidad, es tal la fuerza que mantiene unida a las personas en este ámbito que se transforma en única y múltiple a la vez, la forma de ver el mundo de esta porción de la tierra no es igual a loque seguramente conocerán los habitantes de la China o Japón, hablando de la división mundial entre oriente y occidente, o de España y Estados Unidos, entre chilenos y argentinos, o entre ciudades de la misma nación ubicadas en sitios diferentes, o en distancias temporales. Sabemos que mantenemos una cierta o tal vez mucha regularidad e igualdad en cuanto a la lectura de los símbolos, pero sinlugar a dudas la interpretación cambia, y cada cual cree ser el único y verdadero dueño de la verdad.

Es así como se puede plantear que la realidad nuestra está siempre participando de un proceso dinámico, cambiante, diferenciador, aunque a nivel de comunidad pareciera ser igualitario, es por ello que atrevería a decir que la construcción de mundos, de ideas, de significaciones es un tanto falsa,pues nunca se ha llegado y jamás se llegará a una verdad absoluta.

Para ejemplificar la anterior situación, se puede tomar una creencia muy arraigada a la cultura occidental y particularmente a la chilena, que consiste en que una persona debe evitar encontrarse o cruzarse con un gato negro de frente, pues el felino animal, es causal de mala suerte para todo aquel que experimente un encuentrodirecto con él, muy contraria es la concepción que se tiene del mismo animal en los países orientales como en China, donde cualquier persona quisiera encontrarse con el animal, pues su carga simbólica es muy positiva y este estaría marcado por la buena suerte, dicha y felicidad, más extraño aún es lo que sucede con las antiguas culturas como Egipto, donde al gato se le atribuían cualidadesdivinas sobre humanas y por lo tanto este merecía un gran respeto y admiración.

Lo misma situación queda evidenciada en el caso de la religión cristiana y judía, pues si se le pregunta a una persona judía quién es Jesucristo, seguramente responderá que era un judío más que vivió inserto dentro de su cultura y que por lo tanto no sería para nada un objeto de devoción, respeto, ni mucho menos...
tracking img