Que es un pensamiento politico latinoamericano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 62 (15408 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El pensamiento no tiene fronteras pero ciertamente la identidad asumida habilita un pensar libre y, a la vez, propio.

Ciertamente, vemos cómo alguna gente, motivada por un anhelo de mayor cohesión social y política en la región, bien busca un pensamiento propio para América Latina, como así también hay otra gente que procura un resurgimiento de las ideas latinoamericanistas.

Estando asílas cosas, visitamos a ese pensador argentino llamado Tomás Eloy Martínez quien, con su habitual claridad expositiva y hondura conceptual, dice y dice bien respecto de no pocas instancias de la situación de nuestros pueblos.

Cuando Eloy, con altura de miras, advierte que el poder de hoy es iletrado, está dando un diagnóstico objetivo y certero.[i]

Dice más: ? El poder de hoy, a diferenciade la Argentina de hace un siglo, es iletrado. Al mismo tiempo desconfiado, sordo y ciego. Pero hay que comparar un poco?. Ahora bien, esto es extensivo a muchos de nuestros gobiernos e incluso en no menos casos de sus respectivas fuerzas opositoras, con honrosas excepciones.

Ahora bien, por más que otros especialistas vayan en busca, presumiblemente, de un pensamiento crítico ante unresurgimiento de las ideas latinoamericanistas, con la consiguiente creación de un núcleo de ideas muy fuerte, como bien dice el historiador Waldo Ansaldi[ii], los intelectuales debemos antes hacer oír nuestra voz para que la historia ?la propia historia que Ansaldi tan bien desarrolla en sus intervenciones públicas- llegue a todos.

Pero especialmente a los políticos que dirigen los destinos denuestras naciones, porque el desconocimiento de la misma es tan dañino como inhabilitante para promover un pensamiento que pueda conllevar una comprensión cabal del presente para mejor ver el porvenir de nuestros pueblos.

Así y todo, necesitados de recordar nuestro pasado, es cierto también lo que Eloy Martínez dice respecto de la fácil invocación que hoy por hoy realizan unos y otros en la regiónrespecto de Simón Bolívar ?él lo vincula con la reciente constitución de la Comunidad Sudamericana de Naciones, proyecto lanzado en la ciudad de Cuzco, Perú en diciembre del 2004.[iii]

En su habitual columna en el diario La Nación de Buenos Aires, Eloy promueve en la citada nota, primero la regeneración moral que la integración total y efectiva, puesto que como advierte con propiedad, laComunidad Sudamericana de Naciones parte de una certeza de unidad, no de la duda bolivariana.

Presenta, a su vez, otros problemas asociados al primero a resolver, y que tienen que ver con la estabilidad institucional de las naciones bien como con la corrupción, factor no menos grave pero que, lamentablemente, está presente en todo Occidente.

Eloy reafirma lo que para Bolívar era central, laregeneración moral, algo que, nos dice el pensador argentino, no está presente en la lista de prioridades de la Comunidad, como no lo está, decimos nosotros en la de muchos gobiernos de nuestros pueblos.

Todo ello no habla en Eloy Martínez ni en nosotros de una postura contraria a la constitución de tal Comunidad sino a cómo muchas veces la prisa de una agenda omite aspectos centrales que luego,aunque trabajoso, resulta inevitable incluir antes los vaivenes a que justamente la débil constitución moral de no pocos dirigentes políticos lleva a que objetivos tan nobles terminen siendo letra muerta, algo que desde ya confiamos no ocurra en este caso. No otra vez.

Hora es, pues, que los gobiernos que hoy rigen los destinos de nuestras naciones como aquellos otros que próximamente los asuman-en países como el Uruguay donde se apresta a darse un cambio histórico en su conducción política-, se haga carne el discurso electoral, y la coherencia entre el pensar y el hacer marque, modestamente, un rumbo en la conducción de un pueblo que, poco a poco, pueda ser vista y tenida en cuenta por aquellos otros pueblos que aun o no pudieron darse tal estadio de sinceramiento ético o van camino...
tracking img