Que lleveis mucho fruto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (548 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Que llevéis mucho fruto

Un examen más detenido de Juan 15.1–12

l aposento alto, la fiesta de la Pascua, la cruz
que se acercaba, la urgencia de preparar a los
discípulos; todos estosconstituyeron el escenario
del incomparable discurso de despedida que
pronunció Jesús, y que se recoge en Juan 14—16.
Durante ese discurso, el Señor presentó un desafiante
mensaje sobre la vid y lospámpanos.
Los eruditos han hecho conjeturas acerca de lo
que pudo haber inspirado las imágenes que usó
Cristo. Tal vez fue el fruto de la vid que se usó en
la institución de la cena del Señor. Puede serque
las parras crecían a un lado de la casa y podían
verse por una ventana. Si ellos salieron del aposento
alto antes que Jesús pronunciara la última parte
del discurso (vea Juan 14.31), elpequeño grupo
pudo haber visto una viña. Pudieron haber pasado
por el templo y haber visto el adorno de oro de la
viña y los racimos de uva.1 Puede ser que Cristo
quiso usar imágenes conocidas delAntiguo Testamento
(Salmos 80; Isaías 5; Jeremías 2). Por
supuesto que sencillamente pudo haber usado la
figura de la vid porque esta era una figura que
todos podían entender.
Más importante que lapregunta acerca de por
qué usó Jesús esas imágenes, es la pregunta acerca
de qué esperaba lograr con Su ilustración. Dentro
de poco Él dejaría la tierra. Sus discípulos tendrían
que llevar a cabo Suobra. Necesitaban entender
cómo podían realizar esto. Lo anterior constituye el
antecedente de las palabras del Señor:
Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el
labrador. Todo pámpano que en míno lleva
fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo
limpiará, para que lleve más fruto. Ya vosotros
estáis limpios por la palabra que os he hablado.
Permaneced en mí, y yo en vosotros.Como el
pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si
no permanece en la vid, así tampoco vosotros,
si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros
los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en...
tracking img