Que piensan los que no piensan como yo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7466 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Qué piensan los que no piensan como yo?
Diana Cohen Agrest, Editorial Debate

CONTROVERSIA 7

El alquiler de vientre
El deseo de hijo no es una necesidad biológica como la necesidad de comida o de respirar. Es una preferencia construida socialmente. Su cumplimiento es una decisión social y su justificación debe tener una base moral. R. ROWLAND (1991)

Nos creemos bajo el reinado de labiología porque ésta ha conseguido penetrar en los misterios de la naturaleza, cuando nos hallamos bajo el reinado más absoluto de la voluntad. M. GOBERT (1985)

LE OFRECIERON VIVIENDA A CAMBIO DE ALQUILAR SU VIENTRE

BUENOS AIRES – LUEGO DE QUE SILVIA M. DIERA A CONOCER QUE IBA A UTILIZAR SU PROPIO CUERPO PARA
MANTENER A SUS OCHO HIJOS, UN ABOGADO DE 48 AÑOS Y SU MUJER, QUIENES DESDE HACE 14AÑOS BUSCAN UN HIJO, ASEGURAN QUE LE OFRECERÁN SOLUCIÓN A SU PROBLEMA Y LE DARÁN UNA CASA. SUEÑO DE SER PADRES.

ASÍ PODRÁN CUMPLIR SU

EL ESPOSO DE SILVIA ES PINTOR Y NUNCA TUVO UN TRABAJO FIJO. A MODO DE JUSTIFICACIÓN, ELLA DECLARÓ: “NO
ES UNA MALA ACCIÓN Y DE ESTA FORMA AYUDO A OTRA FAMILIA QUE NO PUEDE TENER UN BEBÉ. POSIBILIDAD DE CREAR UNA VIDA”.

DOY LA

ES EL PRIMER CASOCONOCIDO EN QUE UNA ABUELA ALUMBRA GEMELOS

BRASIL – UNA ABUELA BRASILEÑA DE 51 AÑOS PRESTÓ SU VIENTRE PARA QUE LE FUERAN IMPLANTADOS LOS
ÓVULOS FECUNDADOS DE SU HIJA DE 27 AÑOS.

LA MUJER DIO A LUZ A SUS PROPIOS NIETOS GEMELOS.

“BUSCO VIENTRE” CÓRDOBA – UN CORDOBÉS RADICADO EN ESPAÑA DESDE HACE CINCO AÑOS PUBLICÓ HOY UN AVISO EN UN DIARIO
LOCAL EN EL QUE ANUNCIA QUE BUSCA UNA MUJER DISPUESTA ACEDER SU VIENTRE CON UN CURIOSO TEXTO QUE INDICA:

“BUSCO VIENTRE-EN ALQUILER-PARA DAR UN HIJO-MUJER BONITA DE 18 A 28 AÑOS”.

¿Qué piensan los que no piensan como yo?
Diana Cohen Agrest, Editorial Debate

UNA HISTORIA

Paola supo entonces que había agotado todos sus recursos. Con dos mellizos de tres años, otro hijo en brazos y una beba de meses, le era imposible alimentar a cuatrobocas sumadas a la suya propia. Ni siquiera fue capaz de llorar el abandono cuando su marido se marchó tras una mujer más joven, con carnes más firmes y cutis más lozano. Los abandonó a los cinco, como a perros, y su sueño de vida se transformó en la peor de las pesadillas. Atrás habían quedado sus ilusiones de chica de clase media: formar una familia “tipo”, con auto y un pasar tranquilo, como sesuele llamar a eso que para muchos es parecido a la felicidad. Súbitamente, se descubrió sin nada, y por todo alimento, sus dos pechos que apenas alcanzaban a alimentar a la más pequeña. Miró sus senos mientras su hija mamaba ávidamente de ellos, succionando la leche que manaba casi como se aspira una sustancia salvífica. En sus pechos descubrió su cuerpo, y en esa inmensidad, su vientre generosoque podía albergar a otros seres ajenos, muy lejanos de los propios, pero que se tornarían una suerte de agua bendita para su sed de comida. Se dirigió al periódico de la ciudad y, en un aviso insignificante, ofreció alquilar su vientre. La llamaron de regiones próximas y distantes, en su propia lengua y en otras desconocidas; su miseria se volvió súbitamente tan célebre como hasta recientementeimpiadosa. Le ofrecieron muchísimo dinero, mucho más que todo lo que había visto en su vida, por ese intercambio milagrosamente feliz… Los bien pensados de la ciudad, los mismos que habitualmente apartan su mirada, esta vez la miraron. Incrédulos. Hasta políticos ávidos de popularidad, ante las elecciones en cierne, prometieron una ayuda que jamás llegó. No fue un milagro.

LOS HECHOS ALDESNUDO

¿Qué piensan los que no piensan como yo?
Diana Cohen Agrest, Editorial Debate

Se calcula que de un 10 a un 15% de las parejas enfrentan problemas de infertilidad. De tratamiento en tratamiento, y de frustración en frustración, los sentimientos predominantes ante la imposibilidad de dar a luz un hijo son sumamente complejos. La insatisfacción personal es vivida como una falta de...
tracking img