Quetzalcoatl

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1893 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN
En el siguiente trabajo que presentare, hablare sobre Quetzalcóatl.
Quetzalcóatl es el nombre que dieron los pueblos de habla náhuatl al Ser Supremo. Se compone de dos raíces: cóatl, ‘serpiente’, y quetzal, ‘ave de plumaje precioso’. Quetzalcóatl representa la dualidad inherente a la condición humana: la "serpiente" es cuerpo físico con sus limitaciones, y las "plumas" son losprincipios espirituales. Una de las representaciones de Quetzalcóatl lo muestra como un hombre blanco y barbado, por lo que cuando llegó Hernán Cortés a México, fué confundido con este dios por el rey azteca Moctezuma, lo cual facilitó la conquista.
Es una lectura muy interesante porque te das cuenta de lo que paso hace mucho tiempo cuando tu todavía no existías, pero eso no quiere decir que nos dejede importar. Elaborando este trabajo me entere de muchas cosas que no sabía y q creo que son muy interesantes y necesarias en la vida de un ser humano.

CONTENIDO
Estaban por el suelo los enormes tigres de piedra que llevaron el estandarte del dios; los pilares labrados y las blancas lozas. Bajo el signo de la abundancia y la felicidad, Quetzalcóatl enseñaba a su pueblo el laboreo de losmetales y, cuando era preciso, él mismo barría el camino de los dioses del agua trayendo las nubes bienhechoras por las claras llanuras del espacio. Muchos historiadores presentan a Quetzalcóatl como un hombre blanco, gordo, de ancha frente y grandes ojos soñadores, su cabello negro y largo y una barba de patriarca. Decían que vestía mitra con penachos de plumas que quetzal, su rostro pintado de negroy una camisa como sobrepelliz; usaba orejeras de turquesa, un collar de oro del cual colgaban preciosos y pequeños caracoles marinos. Sus piernas estaban envueltas en calzas de cuero de tigre y en los pies llevaba sandalias teñidas de negro.
Su conocimiento y las plumas de quetzal se redujeron a un símbolo en la mente primitiva, poética y mística de su pueblo.
El acudió a la conmoción delUniverso en sus tres sucesivas destrucciones. Señor del aire, el soplo sobre el mundo haciéndolo polvo bajo su sandalia en una pelea con su hermano Tezcatlipoca.
Quetzalcóatl fundo en Tollan el paraíso indígena antes del arribo de los aztecas: un reino ideal y utópico. Mas de repente sonaron sobre los campos las pisadas sin ritmo de un cojo: Tezcatlipoca, el era vengativo y envidioso, el desheredadoy maléfico, se presentaba a proseguir la secular batalla.
El cojo del espejo humeante en la testa, aliado con Hueman, el de las grandes manos omnipotentes, dieron a beber a Quetzalcóatl un extraño licor que podía asegurarle la inmortalidad, diciéndole que era voluntad de los dioses grandes que pasasen en Tlapallan, desconocida tierra, donde tendría inacabable señorío. El licor le incito a lamarcha, pero antes de salir de Tollan quemo sus maravillosos palacios y enterró sus riquezas en el vientre de las sierras y los barrocos de los ríos. Cuando por fin partió y llego a Cuauhtitlán tiro piedras contra un árbol, y ellas quedaron pendientes, como frutos compactos, de las ramas; en Tlalnepantla su mano se apoyo en una roca y la huella quedo hundida en la piedra. Pero en Cholula, los indioshumildes le dieron asilo y acogimiento, ofreciéndole el mando.
Allí volvió a su actividad constructora: desterró la crueldad de los tratos humanos, dicto leyes generosas y empuñando el tiempo lo hizo pasar bajo el yogu del calendario, domándolo, ordenándolo y midiéndolo.
Veinte años asentó su planta en Cholula, al cabo de los cuales, seguidos de cuatro nobles mancebos, emprendió la andadurahacia tlapallan, la inexistente. Quetzalcóatl sobre la arena gris, tejida con serpientes, hizo una balsa y se entrego a las olas. Pero antes de desaparecer amenazo a los usurpadores de Tollan: que el vendría a recuperar su trono entonces ay de los malvados.
El culto que los pueblos del Anáhuac rindieron a Quetzalcóatl, encerraba una manera de congraciarse con su poder y su presagio, para la hora...
tracking img