¿Quien se ha llevado mi queso?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2377 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción

¿Quién se ha llevado mi queso? No es mas que una historia sencilla en donde se muestra cómo la vida esta llena de cambios, sean positivos o negativos y los cuales nosotros mismos debemos de aceptar, ya que los cambios están hechos para eso, para cambiar, dar ese brinco de lo “viejo” a lo “nuevo”. Es curioso destacar que el relato es una historia demasiado sencilla, fácil decomprender, analizar y llevar a cabo, también muestra la sencillez de la vida, de las situaciones que realmente son sencillas, pero nosotros mismos las convertimos en situaciones complejas.

En esta historia aparecen cuatro personajes: dos ratoncitos que actúan por instinto y al instante, y dos liliputienses que actúan de forma racional y analítica. Las dos formas de actuar son validas, y muyconvenientes, sin embargo, como todo ser humano, los liliputienses, un sencillo problema lo convierten en algo grande, ya que de tanto analizarlo, se encuentran con muchos factores que pueden influir en tomar las decisiones.

Se habla de los cambios que ocurren a nuestro alrededor. Estos cambios que ocurren sin previo aviso, pero que si estamos preparados podemos “movernos con él”. Expresa la necesidadde estar alerta a nuestro entorno para percatarnos de detalles que pueden indicarnos de los cambios que se darán para estar preparados, ya que si los cambios nos toman desapercibidos, los cambios siguen avanzando mientras nosotros nos vamos rezagando en el conformismo, resignación, falta de superación, inconstancia, mediocridad y miedo.

Desarrollo del tema

Esta historia relata la vida decuatro personajes que viven en un laberinto los cuales cada día se despiertan para buscar su queso favorito: Fisgón y Escurridizo, dos ratoncitos con cerebro de roedores que actuaban por instinto y al instante para encontrar el queso que los mantenía con felices y con vida, y Hem y Haw, dos liliputienses con un cerebro bien dotado lleno de creencias que hacían que la búsqueda de “su” queso fueradistinta a la de los ratoncitos, ya que para ellos el queso era igual a triunfo y una vida mejor.

Por diferentes que fueran los ratoncitos y los liliputienses, cada mañana ellos se ponían sus zapatillas deportivas para ir en busca de queso. Los ratoncitos eran muy sistemáticos, precisos y enfocados. Cuando buscaban el queso recorrían pasillo por pasillo, si no lo encontraban en algún lugar o si seencontraban con un camino cerrado, simplemente daban la vuelta y seguían con su camino. Eran un gran equipo, Fisgón olfateaba donde podía encontrarse el queso y cuando creía saber donde estaba, se lo comunicaba a Escurridizo y éste corría rápidamente en busca de el. La desventaja es que a veces recorrían el mismo camino varias veces, se perdían o chocaban con las paredes. Por otro lado Hem y Haw,dos personitas capaces de aprender de experiencias pasadas tenían en cierta forma ventaja, ya que las ideas y creencias abrumaban de vez en cuando el razonamiento de estas personitas.

Un buen día en el almacén Q se encontraron con grandes cantidades de queso de todo tipo. Para Hem y Haw fue una maravilla, estaba resuelto su problema de estar en busca de queso siempre, para qué lo buscaban sisiempre estaba ahí. En cambio los ratoncitos siempre tan sistemáticos e intuitivos a pesar de haber encontrado tal cantidad, todas las mañanas se despertaban temprano, se colocaban sus zapatillas deportivas y se iban en busca de queso. Los liliputienses en un principio siguieron con su costumbre al igual que los ratoncitos, pero con el tiempo, con sus extraordinarios cerebros, se dieron cuentadonde podían encontrar el queso cada mañana, así que dejaron de levantarse tan temprano, iban con calma por el, olvidaron por completo sus zapatillas deportivas y se dedicaron mas a disfrutar de la buena vida que les daba “su queso”. Presumían a sus amigos su fortuna y su “suerte” de tener el suficiente queso para ser felices toda la vida. Mientras ellos se daban una buena vida, los ratoncitos...
tracking img