Quien se a llevado mi queso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1509 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 16 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción
Es una fábula muy sencilla pero que contiene un trasfondo muy útil e interesante, en el cual nos enseña que debemos estar preparados para los cambios que se dan a menudo en la vida y no ser pesimistas ante ellos, debemos ver lo positivo del cambio y adaptarnos a él y buscar nuestro camino correcto en la vida.
Todo empieza con el reencuentro en Chicago de un grupo de amigos declase, que quedan para almorzar y como es normal se pusieron al día, cada uno empezó a hablar de como le había ido en su vida, la mayoría de ellos habían sufrido muchos cambios los cuales les trajeron problemas.
Entonces, Michael les contó que gracias a un libro que había leído le había echo ver las cosas desde otro punto de vista pudiendo cambiar y solucionar todos sus problemas, y así sacar suempresa adelante, todos querían saber de que libro se trataba y el les comento el nombre: “¿Quién se ha llevado mi queso?”, el nombre causo mucha gracia a sus compañeros pero luego quedaron asombrados de tal mensaje que les dio ya que todos se sintieron fuertemente identificado con algunos de sus personajes.

Resumen de la fábula [pic]
Entonces Michael empezó a narrarles la fábula...
Se tratabade una pareja de ratones llamados Fisgón y Escurridizo, y de otra pareja de liliputienses llamados Hem y Haw. Estas dos parejas recorrían un laberinto a diario en busca de su queso.
Resulta que ambas parejas dedicaban su tiempo al laberinto, salían corriendo a buscar todos los días muy temprano el queso que se hallaba dentro el laberinto (el queso viene a ser nuestro objetivo, nuestra meta, esdecir podríamos adaptarlo a lo que nosotros queramos, puede ser algo material, algo espiritual; y el laberinto simboliza nuestra vida, el camino que debemos encontrar para encontrar así nuestro queso, camino que no es recto y ni mucho menso fácil.).
Pasaban los días y ambas parejas todas las mañanas se ponían las bambas de correr y salían a buscar el queso, cada pareja con método diferente. Fisgón yEscurridizo por falta de lógica empleaban su instinto, es decir su olfato. Corrían por todos los caminos equivocándose y dando con caminos sin salida, con la única ventaja de acordarse de los caminos que ya habían cogido, y que no llevaban a ningún lado. Mientras que los liliputienses buscaban de una forma más organizada, ya que eran más inteligentes, tratando de evitar volver a buscar y perderseen el laberinto.
Llego el día que ambas parejas encontraron un depósito de queso, llamado Queso Q en la cual se hallaban los más exquisitos y gigantescos quesos y estos mismos parecían inagotables ya que la cantidad que había era enorme, ambas parejas comieron hasta quedar totalmente saciados, luego de esto ya en la noche regresaron a sus hogares esperando que amanezca para ir nuevamentetemprano a saborear y comer en abundancia los deliciosos quesos. Fueron adquiriendo una rutina, en la cual todas las mañanas se ponían las bambas de correr e iban al depósito de queso. Pero con el paso del tiempo Hem y Haw se dieron cuenta de que para que iban a madrugar si el queso iba a estar allí.
Entonces perdieron el interés de ir tan temprano, mientras que la pareja de ratones seguían con el mismoentusiasmo de siempre, se levantaban temprano e iban a prisa al depósito de queso.
Un día Fisgón y Escurridizo se dirigieron a la central quesera, como todas las mañanas, y se dieron del cambio, el queso ya no se encontraba ahí. De manera que se volvieron a calzar las bambas de correr y salieron a la búsqueda de otro depósito de queso sin pensárselo dos veces. Más tarde, cuando llegaron Hem yHaw y vieron la escena perdieron el control y se lamentaban por aquel suceso, no sabían ni que decir ni que hacer pues lo que era suyo había desaparecido por completo, empezaron a buscarlo tras las paredes y muchos sitios pero su decepción fue mayor al darse cuenta que no estaba. Ninguno de los dos quería aceptar lo que veían sus ojos, enfurecidos uno con el otro por tal desgracia cada uno llego a...
tracking img