Quimica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2799 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Encuentro
El encuentro comienza con un saludo poetico de mi parte
y el cortes pero superficial chitchat acostumbrado,
seguido de tu elocuente silencio y sonrisa expresiva.
"- Puedes venir a mi clase", me sugieres
"- Lo consideraré si dejas de comtemplarme con esa mirada enigmática
como si yo fuera un rompecabezas cuyas piezas no encajan."
La verdad es que la mayoría de nuestros encuentrosno son producto del azar.
Vi tu auto afuera y mi mente no puede registrar
que nuestros cuerpos estén en un mismo edificio
y nuestras miradas no se encuentren.
No tienes que decir nada
con los ojos me hablas
y me besas con la mirada
esos besos telepaticos, hipoteticos,
que crean adiccion
que me llevan a aquel universo paralelo
donde podemos amarnos sin limitaciones
donde no existen lasabsurdas reglas de la sociedad
donde pintamos con los dedos y ecribimos poemas en la arena
que no son borrados por el viento
Me alejo de tu presencia con nuevas energias
y un millon de ideas.
Sin duda hay eternidad en estos instantes de encuento.

Ella y El
Ella, para vagar por los tenebrosos caminos del crepúsculo, debió vestirse en forma audaz, y se ató una máscara de mujer fatal. De purovergüenza… Caminó lentamente en busca del magro pago que conseguiría tratando con personas que requirieran sus servicios…Pero la tarde, ya envuelta de tormenta, comenzó a vomitar relámpagos, que no eran sólo truenos, eran tajos de una profunda herida, que dejaban ver las entrañas del cielo, que, al sentir miedo, apaciguaban su pudor…No se sabía si era tarde o ya de noche, pero ella continuabaallí arrumbada en una esquina esperando ver pasar a alguien que quisiera tener con ella un trato de consumidor a prestador. Nunca pensó que debería llegar a ese extremo, pero así eran las necesidades. María era dulce, limpia, y aun cuando pensara que su única salida a su drama fuese aquella, algo debería pasar por su lado y salvarla de la impiadosa solución que había encontrado!Y aquel labrador, quesiempre salía por las mañanas, muy temprano decidió escapar por una vez de su rutina, y acertó pasar donde María estrujaba su desconsuelo de ver desfilar las horas sin encontrar quien pagara por su cuerpo un mendrugo, para salvar la deuda que la acuciaba. Juan el labriego y María, cuando el cielo abrió el río caudaloso de las nubes, se refugiaron en el mismo portal, chocándose las miradas y loscuerpos, supieron que ya nada debían temer: se habían encontrado! Ahora el mundo tendría otro sentido para ambos!

La inquietante sonrisa de un niño
- Mi hijo no debe llorar.
Intentó detener aquella catarata, pero el líquido se abrió paso hasta llegar a los pies de Jack Seis dedos. Dos zancadas le bastaron para cruzar el zigzagueo de orina y pararse frente a su hijo.
- Mis cigarros no los traes,mi dinero tampoco. Eres una calamidad.
Simón ya conocía el modus operandi de su padre. No debía llorar ni orinarse, pero a sus siete años era imposible no temer.
- Eres como tu madre, débil como una perra.
Jack Seis dedos con una impresionante cachetada le limpió las lágrimas, incluso las que estaban por venir.
- Habla, y deja de gemir!
Simón temblaba, corría evitando las pozas de agua, confirmeza sostenía tanto el dinero bajo el cinturón de vaquero, como los revólveres de plástico. Un juguete así le daba cierta seguridad en un barrio como ese, aunque sólo fuera ilusoria. Si no era la pandilla, sería su padre quien desatara la frustración acumulada. Pero, aún así, con esa ira y su indiferencia, era su padre. El único nexo con la raíz, con ese símbolo de pertenencia. Lo admiraba,quería ser como él; seguro, frío, con el aura de hielo que sólo se ve en los héroes del cinematógrafo.
No debía tardarse y para no cometer errores repetía una y otra vez la marca de cigarrillos. Pero al doblar la esquina se encontró con la tropa del barrio. El Gordo Harry le cerró el paso, Simón retrocedió, pero tres de ellos le quitaron el dinero.
Entre risas y burlas lo empujaron, lo botaron y...
tracking img