Quiromancia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 133 (33058 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
QUIROMANCIA
EL DESTINO Y LA SUERTE EN LA PALMA DE LA MANO Francis King

folio

Titulo original: Palmistry Traductor: Diorki Traductores Publicado por: Ediciones Folio, S.A. Juan Sebastián Bach, 6, entlo. 2.a 08021 Barcelona © Istituto Geográfico De Agostini, Novara © Ediciones Folio, S.A. 1985 AII rights reserved ISBN: 84-7583-070-6 Depósito Legal: B-8.802-85 Fotocomposición:
MARGEDiagonal, 539 Barcelona Impreso por:
SIRVEN GRAFIC Barcelona

Printed in Spain

Indice
1 La quiromancia, ¿una ciencia profética? 2 La forma de la mano 3 Los montes y los dedos 4 Las líneas principales de la mano 5 Las líneas secundarias 6 La clasificación en ocho categorías 7 Triángulo y cuadrángulo 8 Estrellas, cruces, cuadrados y otros signos 9 Cómo registrar huellas palmares 10 Viajes,dinero y accidentes 11 Estudios de casos 12 Quiromancia china 4 7 14 18 28 42 50 54 68 71 77 86

1 La quiromancia, ¿una ciencia profética?
La quiromancia, esa forma de desentrañar el destino y el carácter de una persona a partir de las lineas y de la forma de su mano, ha sido estudiada, alabada y objeto de abusos y controversias durante cientos de años. Sin embargo, muy pocas veces ha intervenidola justicia en el asunto. Uno de estos raros casos, ventilado en el Tribunal Supremo británico, fue la causa directa de una serie de acontecimientos que demostraron hasta qué punto la quiromancia puede profetizar con sorprendente exactitud. El caso en cuestión era una denuncia por difamación presentada contra la revista Society por una quiromántica que se hacia llamar «Satanella». Society seespecializaba en publicar historias sensacionalistas sobre personajes ricos, famosos o destacados... y había caido en una grosera equivocación. Sucedió que dos quirománticos, el matrimonio Keighley, se habían establecido en una tienda de la elegante Bond Street londinense donde, bajo el espectacular nombre de «Saturno y Satanella», decían la buenaventura. Las relaciones entre marido y mujer notardaron en hacerse tensas y se produjo la separación. La Sra. Keighley dejó entonces a su marido el local de Bond Street y se trasladó a otro sitio. Muy pronto, el Sr. Keighley se unió a una nueva compañera: una mujer de muy dudosa reputación, entre cuyos antecedentes figuraba una estrecha relación con un conocido chantajista que había estado implicado además en un intento de asesinato. La informaciónsobre su pasado llegó a Society, que se refirió a ella llamándola «la conocida Satanella». La Sra. Keighley, que seguía utilizando ese nombre para practicar su arte, inició un juicio por difamación. Respaldados por el abogado Marshall Hall, que habría de convertirse más adelante en uno de los mejores defensores de los tribunales británicos, los acusados alegaron que sus palabras no se referían a laSra. Keighley, sino a su sucesora. Uno de los testigos de la acusación, llamado para declarar que aquel nombre se asociaba generalmente con la Sra. Keighley, fue el célebre quiromántico Louis Hamon, más conocido por su seudónimo de «Cheiro». Cheiro fue un excelente testigo, que soportó sin inmutarse el exhaustivo interrogatorio de Marshall Hall. La Sra. Keighley ganó el caso y obtuvo unaindemnización de mil libras esterlinas. Aquella misma noche, por mero azar. Marshall Hall se encontró con Cheiro en un hotel. Se acercó a él, le felicitó por su habilidad como testigo y le pidió una cita para consultarle profesionalmente... tal vez para comprobar por si mismo los dones de que Cheiro habia presumido en el juzgado. Hall hizo algunas anotaciones a propósito de aquella entrevista y de lasprofecías de Cheiro: «La mano izquierda, que indica los aspectos heredados, resulta muchísimo menos auspiciosa que la derecha, que refleja la evolución del individuo. Juzgo, por lo tanto, que su carrera profesional depende de sus propios esfuerzos y determinación, y que seguramente se convertirá en el miembro más destacado de su familia. La linea del destino, que en su caso parte de la muñeca,...
tracking img