Racionalidad y crisis de la ley procesal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4407 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 16 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Michele Taruffo
«RACIONALIDAD Y CRISIS DE LA LEY PROCESAL»
1. Las consideraciones que iré desarrollando atañen, sobretodo, al proceso civil, aunque quizás una buena parte de ellas podría referirse también, con pocas variaciones, al proceso penal. Naturalmente, tendré presente de modo particular la situación italiana pero, bajo varios aspectos, muchos de los problemas de los cuales tengointención de hablar son comunes a muchos países, bien con grados diversos de intensidad, bien en diferentes modalidades.
Con la finalidad de poner un mínimo de orden en la discusión de temas tan complejos, dividiré mi exposición en cuatro puntos fundamentales. Trataré, en primer lugar, de diferenciar dos nociones distintas de «racionalidad de la ley procesal». Posteriormente, trataré de determinar enqué consiste la crisis de la ley procesal, refiriéndome a estas nociones de racionalidad. Trataré después de determinar, al menos, algunos de los motivos de estas formas
de crisis. Por último, dedicaré algunas reflexiones a la posibilidad de presentar remedios que pongan fin a la crisis o al menos que reduzcan su gravedad en alguna medida.
Por razones de tiempo y de espacio, mi exposición seráextremadamente sintética y esquemática. Muchas de las cosas de las que hablaré serán únicamente enunciadas o puestas de manifiesto sin el análisis que requerirían.
Por ello, en muchos puntos, se correrá el riesgo de hacer afirmaciones genéricas o no justificadas adecuadamente. De todos modos, espero que el discurso en su conjunto parezca sensato.
2. El concepto de racionalidad puede relacionarsecon la ley procesal en, al menos, dos sentidos principales: racionalidad como coherencia de la ley procesal y racionalidad como funcionalidad (o racionalidad instrumental)
de la misma ley.
La coherencia de la ley procesal es una característica que se puede apreciar si imaginamos que se ponen todas las normas procesales de un ordenamiento en un mismo plano, como para componer un mosaico, y severifica si las distintas partes de éste –sea a nivel de macroanálisis, sea a nivel de cada una de las particulares partes del mosaico– son recíprocamente coherentes.
Desde esta perspectiva se pueden apreciar algunas propiedades que puede presentar la ley procesal, y se puede –hipotéticamente– establecer también en qué grado estas propiedades están presentes en un sistema procesal dado. Estaspropiedades son el orden, o sea, la secuencia en la cual vienen reguladas las actividades procesales (pero también las relaciones entre normas generales y disposiciones específicas); la unidad, que deriva de tratarse de normas que forman un contexto único con un núcleo de normas fundamentales y, posiblemente, pocas normas especiales (p. ej.: un código procesal con pocas leyes o normas procedimentalessituadas fuera de él); la plenitud, que se produce cuando la ley procesal regula todos los aspectos relevantes de los mecanismos procedimentales de un modo suficientemente
analítico, dejando lo menos posible a la fantasía de los intérpretes; y la simplicidad, que existe cuando la ley regula de modo claro un procedimiento que se resuelve en un mecanismo relativamente no complejo. Quizás estaspropiedades no agotan el concepto de racionalidad como coherencia de la ley procesal, pero tal vez puede decirse que una ley procesal que sea ordenada, unitaria, completa y simple en un nivel apreciable, es racional en una sensata acepción del término.
Se puede también decir que la ley procesal es racional en sentido instrumental si regula un procedimiento que sirve adecuadamente a los fines de laadministración de justicia. Naturalmente, el juicio acerca de la racionalidad instrumental de un proceso varía en función de los fines que a éste se le asignen. Sin embargo, se puede estar de acuerdo en líneas generales en el hecho de que, si lo que se espera de un proceso son cosas como la actuación
de la ley en el caso particular, la formulación de decisiones justas y la efectiva tutela de los...
tracking img