Racismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6207 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 14 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
www.cholonautas.edu.pe / Biblioteca Virtual de Ciencias Sociales

Algunas reflexiones sobre el colonialismo, el racismo y la cuestión nacional Introducción al libro La piel y la pluma♣

Nelson Manrique•

Existe consenso en torno a que el racismo antiindígena es uno de los componentes fundamentales de la dominación social instaurada por las repúblicas oligárquicas. El racismo cumple unafunción decisiva en la legitimación de las exclusiones, pues «naturaliza» las desigualdades sociales, consagrando un orden en el cual cada uno tiene un lugar inmutable, en tanto éste no aparece fundado en un origen social sino anclado en la naturaleza. Como toda creación humana, el racismo tiene una historia, que puede ser reconstruida. En la dinámica social, el racismo es, ante todo, una ideología y,como tal, sirve para consagrar un status quo determinado, de manera que va cambiando de acuerdo a cómo cambian las relaciones socioeconómicas y las correlaciones de poder establecidas. No existe pues un racismo. Como toda construcción histórica, éste asume diversas formas de acuerdo al contexto social en que se genera. Su historia no puede desvincularse de la historia social. El debate académicosobre la existencia de las razas es tan antiguo como la Antropología Física, que en sus orígenes pretendía ofrecer una clasificación científica de las «razas humanas». Para el tema que nos interesa, es irrelevante que las razas existan o no. No es nuestro interés demostrar su inexistencia o la (des)igualdad entre ellas. Parto de que no son las razas las que crean el racismo sino es a la inversa:el racismo construye las razas. Y la cuestión que verdaderamente importa es que basta que una fracción significativa de la población crea que las razas existen para que esta convicción



Texto obtenido en http://www.andes.missouri.edu/andes/especiales/nmpielypluma/nm_pielypluma1.html • Nelson Manrique, enero de 1999, nelson@computextos.com.pe / Ciberayllu

1

www.cholonautas.edu.pe /Biblioteca Virtual de Ciencias Sociales establecida en la intersubjetividad social tenga profundas implicaciones en la realidad social1. El racismo tiene también elementos de lo que Georges Duby denomina mentalidades: ese sustrato inconsciente que sirve de base a nuestras formas de pensar, nuestras reacciones cotidianas no racionalizadas, nuestros horizontes culturales generacionales, las ideologíaspolíticas, y que, no siendo inmutable, sin embargo cambia en un tiempo histórico distinto al de los otros fenómenos mencionados, el tiempo que Fernand Braudel denominó la larga duración y que en el terreno del imaginario social ha sido explorado, entre otros, por el mismo Duby, L. Frevre y J. Le Goff. Naturalmente, la aproximación a este objeto de estudio exige recurrir a aproximacionesinterdisciplinarias. Debiera distinguirse el racismo teorizado; es decir los debates y la normatividad en relación a la cuestión racial, con sus recopilaciones legales, los estudios médicos, jurídicos y sociales, los expedientes judiciales, etcétera, que consagran la condición de los integrantes de las diversas «razas», y el racismo en estado práctico, como una praxis social, un sentido común, actitudes noracionalizadas, en buena medida inconscientes, profundamente enraizado en las vivencias cotidianas, que podría acercarse a lo que Le Goff sugiere con la expresión «l'imaginaire», pero que se distancia de él en que, en tanto ideología, impone una manera de mirar el mundo2. El racismo peruano es, en esencia, un racismo colonial. Se construyó a partir de las categorías mentales que portaban losconquistadores, forjadas en los conflictos que enfrentaron a los cristianos contra los musulmanes y los judíos en España en el crucial momento de su constitución como nación. El fundamento de la identidad española, una cuestión problemática, dada la enorme diversidad de los habitantes de sus reinos, terminó siendo la condición de cristiano viejo. Surgió así, a partir del siglo XIV, un cristianismo...
tracking img