Rafael altamira

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1371 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Altamira y Crevea, Rafael, Historia de España y de la civilización española. Barcelona: 1900. 570 p.
La concepción de una historia general del territorio que hoy conforma España y de todos los pueblos que la habitaron, es el reto que asume Rafael Altamira, en su publicación Historia de España y de la civilización española, obra en la que invierte más de una década de su vida y que esreconocida como una de las más completas y documentadas de la historiografía europea. Altamira nos presenta una detallada investigación que se extiende por cuatro volúmenes, en los que aborda desde el periodo arqueolítico de España y la raza del Cromañon hasta comienzos del siglo XX. Para propósito de esta reseña me limitaré a comentar sobre el Segundo Tomo de esta obra historiográfica.
En estesegundo volumen, el historiador divide su investigación en dos partes. En la primera expone los últimos años de la Edad Media, específicamente desde 1252 hasta 1479. Periodo que subdivide en tres extensos capítulos, en los que elabora la organización social y política, el desarrollo de la industria y el comercio; así como los rasgos culturales de la Península. El establecimiento de la unidadpolítica y de la monarquía absoluta acaecido entre 1479 y 1516, es el periodo que describe en la segunda parte de este tomo, en el que nuevamente segmenta en capítulos la evolución política, económica y cultural de este territorio.
En 570 páginas, Rafael Altamira demuestra un amplio dominio de la historiografía española y de la metodología pertinente para hacer de esta obra una de sus mayoresaportaciones. En adición a las partes y capítulos en que divide este segundo tomo, Altamira enumera los 605 subtemas, facilitando la búsqueda del lector. Sin embargo, este tomo carece de un apartado bibliográfico y de notas al calce a las que podamos recurrir para validar las fuentes y las interpretaciones del historiador.
El aspecto visual cobra importancia en esta obra, enriqueciéndola con grabadosde lugares, personajes y objetos mencionados en su descripción. Altamira está consciente de que como historiador su investigación debe cumplir rigurosamente con la metodología, pero también debe satisfacer las expectativas del lector. En una Advertencia con la que finaliza este tomo, Altamira confiesa admiración y respeto por quienes fueron sus principales lectores, los amigos que lerecomendaron darle mayor amplitud a su investigación, que originalmente sería de dos tomos y terminó siendo de cuatro amplios volúmenes. Podría entonces argumentar que la obra final que reseñamos, es el resultado de las conversaciones y discusiones que tuvo el historiador con estos destacados hombres, de quienes desconocemos los nombres, pero podemos percibir que eran conocedores de la historiografía.
Elhistoriador Rafael Altamira nació en Alicante en 1866. Se destacó por sus publicaciones sobre la enseñanza de la historia, tema que como Catedrático le apasionó y lo llevó a recorrer numerosos países para estudiar y difundir su visión pedagógica. El también literato, político y abogado es considerado por los estudiosos de su obra como el precursor del “americanismo español”. En el tomoreseñado no percibimos las características propias del movimiento americanista, que debe estar presente en el siguiente volumen, donde se concentra en la expansión del reino español tras el descubrimiento del Nuevo Mundo. Sin embargo esta obra podría ubicarse dentro de la corriente regeneracionista que caracterizó la historiografía española a comienzos del siglo XX. En los apartados correspondientes alreinado de Isabel y Fernando, el historiador fomenta el orgullo por los adelantos tecnológicos, intelectuales y culturales del pueblo español. Consciente de que muchos extranjeros habían menospreciado los aportes de la civilización española.
Rafael Altamira detalla en su investigación los adelantos y el conocimiento que se desarrolló bajo los Reyes Católicos, enumerando las universidades...
tracking img