Rafael carrera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5204 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
RAFAEL CARRERA: FUNDADOR DE LA REPÚBLICA DE GUATEMALA
Por: Ariel Batres V. Guat., 21 de marzo de 2011

En fecha 21 de marzo de cada año se conmemora lo que se conoce como la “Fundación de la República”; oficialmente ésta ocurrió un 21 de marzo de 1847, a instancias y disposición gubernamental dictada y suscrita por el general Rafael Carrera y Turcios (1814-1865), mediante el Decreto No. 15. Ensu propia época el General Carrera tuvo aduladores y detractores, críticos y defensores, tanto del bando de los conservadores o serviles, como de los fiebres o liberales. En estas breves líneas básicamente interesa referirse a las fuertes invectivas que escribió José Eulalio Samayoa en el siglo XIX y que permaneciera inédito hasta el 2010, agregando lo que en 1965 investigara y publicara elabogado e historiador Manuel Coronado Aguilar exaltando la figura del líder montañés y aun cuando calificado como analfabeta e ignorante, gobernó Guatemala durante lo que se conoce como el Régimen de los Treinta Años. Los amables lectores pueden consultar a otros autores que cuestionan acremente a Carrera, como don Lorenzo Montúfar a lo largo de los siete tomos de que consta su Reseña Histórica deCentroamérica (1878 a 1888), o bien a su defensor Clemente Marroquín Rojas en Morazán y Carrera (1971). Por supuesto que Samayoa no pudo referirse a la creación de la República en 1847, toda vez que su “diario” llega hasta el año 1839. Será Coronado quien haga mención de este suceso trascendental en la vida del país, habida cuenta que marca el rompimiento formal de la antigua FederaciónCentroamericana, la que de hecho no existía desde 1838.

Fotografía tomada de: Ralph Lee WOODWARD; CARRERA, JOSÉ RAFAEL. Ficha n° 1676 creada en 21 August 2007. Portal digital de la AFEHC http://afehc-historia-centroamericana.org/index.php?action=fi_aff&id=1676

2 José Eulalio Samayoa El compositor e intérprete de música sacra, José Eulalio Samayoa (17811866), cuyo nombre le fue asignado a un “Premio”concedido por la Municipalidad de Guatemala a quienes destaquen en el medio artístico internacional (como al ganador del Concurso “Latin American Idol” en 2007, Carlos Peña Aldana), fue un observador de los sucesos de su tiempo, los cuales dejó plasmados en el manuscrito al que Jorge Lujan Muñoz (1938-****), prologuista, compilador y autor de notas explicativas le puso por título: “José EulalioSamayoa. Notas, recuerdos y memorias”. (Guatemala : Academia de Geografía e Historia, 2010). Los hechos que José Eulalio Samayoa anotaba en su “diario”, se refieren a lo que le consta o le contaron que ocurrió durante el período comprendido de 1812 a 1839. Como la imagen y fama de Rafael Carrera estaba presente en la mente de los guatemaltecos desde que éste inició con sus incursiones contra el poderestablecido de los liberales, a quienes derrotó inicialmente en 1838 y en forma definitiva en 1840 dando lugar a la vergonzosa fuga de Francisco Morazán (1792-1842), no podía pasar por alto el músico y escritor en ciernes como lo fue Samayoa, relatar lo que hacía y deshacía Carrera a quien detestaba. Algunos ejemplos de sus juicios y prejuicios contra el general y sus hombres, así como al hermano deéste, Sotero y su amante Manuela “Rapadurera”, son los siguientes (entre paréntesis el número de página de la edición 2010 citada, respetándose la ortografía): “Guatemala Agosto 30 de 1838 Hasta la fecha, aún no se había calificado el grande entuciasmo y empeño con que los valientes y verdaderos oficiales Patriotas, se han propuesto derramar su sangre y entregar sus vidas (como se ha visto) pordefender ala Patria, de los extragos y horrores con que el Orgulloso y Criminal Carrera ha consumado ya, en muchos pueblos de el Estado; amenazando un exterminio general. Por consiguiente es de presumir que nuestros valientes Compatriotas, no envaynarán sus Espadas, sino hasta que vean desaparecer absolutamente al Tigre feroz delas montañas, e igualmente á todos sus secuaces.” (138) “(Fol. 26)...
tracking img