Rastro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 85 (21104 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PREFACIO Por Theodore Tweet El Rastro de la Sangre relata la historia bautista, preservada a veces aun por autores protestantes y catÛlicos, al ver que los bautistas fieles preferÌan morir antes de negar la Biblia para acomodarse a la moda. A travÈs de los siglos, la afirmaciÛn bautista era: ìLa Biblia es la ™nica regla de fe y pr·cticaî. Antes de imprimir esta ediciÛn de El Rastro de la Sangrehemos realizado una revisiÛn, no para cambiar el contenido, sino para clarificar y facilitar la lectura. Lo que originalmente era la ìIntroducciÛnî por el Pastor Clarence Walker ya aparece al fin del librito como ìResumenî. Adem·s, anotamos una explicaciÛn en las p·ginas 6, 30 y 71 donde el autor escribiÛ: ì... sÛlo el Nuevo Testamento habÌa de ser la regla y guÌa en asuntos de fe y de conducta, nosÛlo para la iglesia como organismo, sino para cada miembro de ellaî. (Nota del traductor: Los bautistas verdaderos siempre han dicho que toda la Escritura es la Palabra de Dios y es la ™nica regla de fe y pr·ctica, tanto el Antiguo Testamento como el Nuevo, 2 Timoteo 3:16-17. (La ConfesiÛn de Fe de Londres de 1689, Una ConfesiÛn Bautista, CapÌtulo 1, ìLas Santas Escriturasî) Sin embargo, laiglesia de Cristo es una instituciÛn que no empezÛ sino hasta el Nuevo Testamento. Entonces, sÛlo allÌ se encuentra el origen, reglas y pr·cticas de las iglesias del SeÒor. Es un error, pues, por parte de los catÛlicos o protestantes referirse a la naciÛn de Israel como patrÛn para una iglesia, por lo cual se les confunde a ellos con respecto a la ordenanza del bautismo, etc. y les induce a anhelar yjustificar la uniÛn de Iglesia y Estado, pero los bautistas siempre se oponÌan a tal uniÛn.) La uniÛn de Iglesia y Estado querÌa decir que: 1. El gobierno sÛlo reconocÌa un tipo de iglesia. Los que no estaban de acuerdo sufrÌan la persecuciÛn y muchas veces, la pena de muerte. 2. El sueldo de los pastores, asÌ como de los polÌticos, fue pagado por el gobierno con los impuestos del Estado. Alimprimir El Rastro de la Sangre en espaÒol por primera vez en 1976, el

pastor M. L. Moser, Jr. ofreciÛ el siguiente comentario: ìEl mundo tiene una gran deuda con los bautistas; una deuda que nunca se puede pagar. Los bautistas siempre han sido los campeones de la libertad religiosa y polÌtica. El precio que los bautistas han pagado durante los aÒos desde el tiempo que Jesucristo instituyÛ laprimera Iglesia Bautista en JerusalÈn hasta ahora, no puede ser contado en tÈrminos terrenales. A™n sacados de sus casas, vendidos en los mercados de esclavos, ahogados en los rÌos, hervidos en aceite, quemados vivos en estacas y muy perseguidos, los bautistas han permanecido leales y fieles al evangelio de nuestro SeÒor Jesucristo... La Biblia habla con autoridad final a los bautistasî.

EL RASTRODE LA SANGRE La InvestigaciÛn de las Huellas de los Cristianos A TravÈs de los Siglos Desde el Tiempo de Cristo Hasta la Actualidad O La Historia de las Doctrinas EnseÒadas por Cristo y sus ApÛstoles, y los que les Fueron Leales PRIMERA DISERTACI²N - Cristo EmpezÛ Su Iglesia ìAcuÈrdate de los tiempos antiguos, Considera los aÒos de muchas generaciones; Pregunta a tu padre, que Èl te declarar·; Atus ancianos, y ellos te dir·nî. (Deuteronomio 32:7) 1. Lo que hoy conocemos como ìel cristianismoî o ìla religiÛn cristianaî comenzÛ con Cristo en el aÒo 30 de nuestra era en tiempo del Imperio Romano y dentro de sus lÌmites, el cual era uno de los mayores imperios que el mundo haya conocido en el curso de toda su historia 2. Ese imperio, en aquella Època, comprendÌa casi todo el mundo entoncesconocido y habitado. El emperador reinante era Tiberio Cesar.

3. En cuanto a religiÛn, el Imperio Romano era pagano. Sus numerosos dioses eran unos fÌsicos y otros imaginarios. HabÌa asimismo muchos creyentes y devotos. Esa religiÛn era no sÛlo la religiÛn del pueblo, sino la del Imperio, y como tal estaba sostenida y protegida por el Estado. (Mosheim, tomo I, cap. 1) 4. El pueblo judÌo, que en...
tracking img