Raza cosmica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (594 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Romance de la Migajita
Guillermo Prieto

¡Detente! que está rendida,
¡eh, contente, no la mates!
Y aunque la gente gritaba
y corría como el aire,
cuando quiso ya no pudo,
aunque quiso llegótarde,
que estaba la Migajita
revolcándose en su sangre...
Sus largas trenzas en tierra,
con la muerte al abrazarse,
la mirarnos de rodillas
ante el hombre, suplicante;
pero él le dio tresmetidas
y una al sesgo de remache.
De sus labios de claveles
salen dolientes los ayes,
se ven entre sus pestañas,
los ojos al apagarse...
Y el Ronco está como piedra
en medio a los sacrifantes,
quelo atan codo con codo,
para llevarlo a la cárcel.
´Ve al hespital, Migajita,
vete con los platicantes,
y atente a la Virgen pura
para que tu alma se salve.
¡Probe casa sin tus brazos!¡Probecita de tu madre!
¿Y quién te lo hubiera dicho,
tan preciosa corno un ángel,
con tu rebozo de seda,
con tus sartas de corales,
con tus zapatos de raso,
que ibas llenando la calle,
corno guardandotus gracias,
porque no se redamasen?
El celo es punta de rabia,
el celo alcanzó matarte,
que es veneno que hace furias
las más finas voluntadesª.
Esto dijo con conciencia1
una siñora ya grandeque vido del peapa al pepe
cómo pasó todo el lance.
Y yendo y viniendo días
la Migajita preciosa
fue retoñando en San Pablo;
pero la Infeliz era otra;
está como pan de cera,
el aigre ladesmorona
se le pintan las costillas,
se alevanta con congoja;
sólo de sus lindos ojos
llamas de repente brotan.
<<¡Muerto!... dése!>> A la ventana
la pobre herida se asoma,
y vio quellevan difunto,
por otra mano alevosa,
a su Ronco que idolatra,
que fue su amor y su gloria.
Olvida que está baldada
y de sus penas se olvida,
y corre como una loca,
y al muerto se precipita,
yaulla de dolor la triste
llenándolo de caricias.
<<Madre, mi madre (le dice)
- que su madre la seguía -,
vendan mis aretes de oro,
mis trastes de loza fina,
mis dos rebozos de seda,
y...
tracking img