Razonabilidad de la prueba judicial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8514 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA PRUEBA JUDICIAL: VALORACIÓN RACIONAL Y MOTIVACIÓN Marina Gascón Abellán (Universidad de Castilla-la Mancha)

Sumario: I. Concepciones de la prueba judicial. II. La inducción como racionalidad del procedimiento probatorio. III. La valoración (racional) de la prueba. IV. La motivación de la declaración de hechos de la sentencia.

Durante mucho tiempo parece haberse asumido que la valoraciónde la prueba no plantea especiales problemas o que, planteándolos, está irremediablemente abocada a la discrecionalidad extrema cuando no a la pura y simple arbitrariedad judicial. El presente trabajo pretende poner de relieve que el juicio de hecho es tan problemático o más que el juicio de derecho, por lo que no resulta aceptable entender que la prueba proporciona una verdad incontrovertible queno necesita motivación. Pero tampoco resulta aceptable concebir la prueba como el ámbito de la argumentación persuasiva donde no tiene cabida la racionalidad y donde, por tanto, la motivación, entendida como justificación, es imposible. Se pretende sostener, por el contrario, que la valoración de la prueba ha de estar guiada por criterios de racionalidad, aunque no se trate de una racionalidaddeductiva o demostrativa, y que tales criterios han de ser después los que permitan justificar (o motivar) la declaración de hechos de la sentencia.

I. CONCEPCIONES DE LA PRUEBA JUDICIAL. 1. Dos concepciones extremas.- En la medida en que la prueba judicial es un juicio sobre la ocurrencia de hechos (generalmente hechos del pasado que no han sido presenciados por el juzgador), la concepción de laprueba que se mantenga se vincula al modo en que se entiendan la naturaleza, posibilidades y límites del conocimiento empírico; es decir, a la epistemología que se adopte. Las epistemologías que pueden adoptarse se mueven entre dos posiciones "extremas". La primera (objetivista) entiende que la objetividad del conocimiento radica en su correspondencia o adecuación a un mundo independiente, y alconcebir además el conocimiento como un proceso guiado por reglas más o menos
1

seguras confía en la obtención de certeza absoluta. La segunda (subjetivista) entiende que la objetividad del conocimiento deriva de nuestros esquemas de pensamiento y juicios de valor; es decir, el conocimiento del mundo está “contaminado”, es irreductiblemente subjetivo. En la ciencia y en la praxis procesal cabeencontrar concepciones de la prueba que pueden considerarse reflejo de estas epistemologías. La epistemología objetivista se vincula a la concepción de la prueba que entiende que los procedimientos probatorios proporcionan un resultado incontrovertible. Esta concepción se manifiesta en los modelos de prueba legal, que suponen la consagración jurídica de reglas de valoración que indican al juezcuándo (y en qué medida) debe darse por probado un hecho. Pero está también presente en la interpretación tradicional del principio valorativo de la libre convicción como valoración libre o independiente de los medios probatorios, como una especie de momento íntimo o místico capaz de suplantar a las pruebas o, cuando menos, de permitir su ponderación discrecional y no discutible1. Y es que elresultado de interpretar así la libre convicción es el que cabía esperar: la concepción que suelen tener los juristas sobre los hechos enjuiciables “consiste simplemente en dar por descontada la posibilidad de que en el proceso se asegure su verdad”2. Lo que tal vez explique la inclinación forense a atribuir al juicio de hecho naturaleza "deductiva", "demostrativa" o "analítica". La adopción de unaepistemología subjetivista en el proceso de prueba se manifiesta en aquellas propuestas que, o bien postergan el conocimiento de los hechos en favor de otras finalidades prácticas del proceso, o bien llevan el (inevitable) subjetivismo presente en la valoración de la prueba a tal grado de intuicionismo que arruinan cualquier posibilidad de control racional del juicio de hecho. La primera tesis
1...
tracking img