Realidad de la educacion costarricense en tiempos inciertos.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1760 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
REALIDAD DE LA EDUCACION COSTARRICENSE EN TIEMPOS INCIERTOS.

Hace años que el país nos sacude diariamente con noticias cada vez más pesimistas, más desalentadoras, más indignantes, más...angustiantes. Una nueva y gran preocupación se instaló en nuestras vidas: la educación y el futuro de nuestros hijos. Esta nueva preocupación me impulso a debatir la importancia de la educación en el entornoactual de tiempos inciertos.
Lejos de concebir la educación y el acto de educar como lo plantea la sociedad y la mayoría de docentes, asocio la educación como algo más que la adquisición de conocimientos disciplinares, de Historia, Lengua, Matemáticas, Geografía, es decir un cúmulo de contenidos que, ya prefijados por el Ministerio de Educación, imparten cada una de las escuelas del país. Eso nonos alcanza. Si estos contenidos son iguales en todas las escuelas ¿Por qué elegimos una escuela para nuestros hijos y descartamos otras? Evidentemente esta decisión es muy importante, conlleva muchas discusiones (en el buen sentido) en el interior de la familia, implica una "investigación" previa, en fin, no nos da lo mismo una escuela que otra. Me inclino a pensar que hay otras característicasde las escuelas que nos interesa conocer muy especialmente, por ejemplo los valores y objetivos que las autoridades y el cuerpo de profesores transmiten y construyen a diario con sus alumnos.
Siguiendo en esta misma línea es necesario señalar que los valores y objetivos de la escuela deben coincidir con aquello que los padres queremos para nuestros hijos, ya que la educación y la formación de loshijos no queda en manos de la escuela, debemos educar juntos, los padres y la escuela. Es por esta razón que es fundamental la concordancia entre los valores y objetivos que tenemos las familias con aquellos que se impulsan y promueven desde la escuela.
¿Qué es una buena escuela?
“Es aquella que permite que el estudiante desarrolle sus talentos individuales al máximo y le otorga una variedad deherramientas y opciones técnicas, pero también morales que pueden implementar en el mundo tal y como lo conocemos hoy en día”
¿Cómo debe ser la formación humanista en la sociedad global?
Debe ser capaz de brindarnos el derecho a ser actores en las propuestas, diseño, implementación de todo lo concerniente al mundo globalizado.
Esta formación debe ser reestructurada desde el inicio de laformación escolar ya que está mal equipada para competir con la diversidad de culturas que transforman el diario vivir en un ámbito más complejo. La diversidad de los actores involucrados en los utensilios u artículos de los que nos vemos rodeados en nuestro entorno tiene un choque frontal con lo que nos quieren enseñar en nuestras escuelas, ya que la trivialidad de las operaciones que intentanimplementar para dar respuesta a todas nuestras preguntas quedan obsoletas, con todos los anuncios televisivos y demás mecanismos que revelan toda la variedad de funciones que desempeñan diferentes culturas que provienen en la mayoría de ocasiones desde el otro lado del mundo. Es por ello que debemos optar por una formación que potencie los valores morales que busquen la igualdad en las oportunidades atodas las culturas que interactúan en la sociedad, eliminando las barreras que limiten el desarrollo y las necesidades mínimas para lograr encauzar la formación a fin de que se pueda distribuir los beneficio y proteger a los más débiles de sus propios riesgos.
¿Encuentro y desencuentro Familia – Escuela?
La familia y la escuela comparten un objetivo común; la formación integral y armónica del niñoa lo largo de los distintos períodos del desarrollo humano y del proceso educativo, estas dos entes que aportarán los referentes que les permitan integrarse en la sociedad.
Si hoy reconocemos el papel decisivo de la escuela y la familia en la educación de los niños, este hecho no se ha comportado de la misma manera a lo largo de la historia. Una mirada al pasado nos muestra a la familia...