Realidad de mi país

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6002 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UCHA’XIK
Cada vez más macabro
Por lo visto la violencia ya no la va a poder combatir este gobierno, porque cada día aumenta y de una manera más sanguinaria como lo ocurrido el pasado fin de semana en La Libertad, Petén, donde fueron decapitadas 27 personas. Estando las fuerzas de seguridad allanando viviendas en busca de los responsables, fueron recibidas a balazos.

SAM COLOP
Eso a saber siva parar ahí, porque lo que está comprobado es que las fuerzas de seguridad han sido rebasadas por los otros en calidad de armamento. La gente que trabaja en aquel lugar está atemorizada por esos hechos. Eso de que la violencia se iba a combatir con inteligencia quedó en ofrecimiento electoral. Hasta ahora parece preocuparse el presidente Colom, quien ha estado más ocupado en asuntos electorales.Solo en lo que va de este año podemos enumerar el atentado terrorista a una unidad del transporte de rutas Quetzal, donde fallecieron varias personas, niños y mujeres incluidos, y dejó en soledad a don Jorge Efraín Cac Gutiérrez, quien intentó suicidarse. Colom ni siquiera fue a darle el pésame. Las muertes violentas ocurren a diario en el país.
Apenas la semana pasada asaltaron una unidad detransportes Guadalupe en la ruta Interamericana, que dejó cinco personas fallecidas y heridas a otras nueve. Los asaltos son comunes en esa ruta, varios pasajeros han sido asaltados, que es un reto a la muerte venir o viajar al occidente del país. La gente tiene necesidad de esos viajes porque traen a vender sus productos a la capital, y llevarse de regreso lo que les quedó para venderlo en otrasregiones. ¿Y qué dijo Colom al respecto? La muerte de la gente que viaja en esos medios no le importa nada y esto no ocurre solo en esa carretera. Aquí si no son extorsionistas, mareros son los asaltantes, para colmo vimos lo ocurrido en el estadio durante la final de futbol, el domingo recién pasado.
Ahora solo falta que se diga que lo que está sucediendo en el país en asuntos de violencia esparte de una campaña de desestabilización como se decía antes. Con estado de Sitio a ver si logra algo, porque después de decretarlo en Alta Verapaz, los resultados fueron pobres; otros políticos, sin embargo, están preocupados por la campaña electoral. Como dijo el arzobispo Óscar Vian, “es terrible, creo que ya tocamos fondo”. La cantaleta de siempre es que faltan recursos y ¿las transferencias queGobernación efectuó para otros asuntos de gobierno? Ah, pero si se trata de defender a finqueros como en Panzós, las fuerzas de seguridad están prestas a servir y ahora se reporta que la población sigue siendo atacada, lo último comenzó el viernes 13 de mayo a las 8 de la mañana. Todo lo anterior reitera la necesidad urgente de una tercera candidatura, porque ver las cosas desde este punto devista no significa que uno esté a favor de mano dura.

Comentario: La columnista Sam Colop, expresa su opinión acerca de un tema que mucho ha dado de que hablar estos últimos años y en la que estamos totalmente de acuerdo. Es evidente que esta situación se ha salido completamente de las manos de las autoridades que poco han podido hacer para detener estos crímenes.

La monstruosidad delnarcocrimen

La matanza ocurrida el domingo recién pasado en una finca en Petén, donde 27 trabajadores agrícolas fueron víctimas de la monstruosidad más abyecta que ha sido escenificada en el territorio guatemalteco en toda su historia, constituye la prueba más evidente del nivel de penetración de los criminales relacionados con el narcotráfico, los que ayer también hostigaron a la fuerza pública enSanta Elena, en aquel departamento, en una evidente demostración de fuerza y un mensaje de terror para los ciudadanos.

EDITORIAL
Haber decapitado a las víctimas constituye una evidencia palpable de que el combate del narcotráfico ya dejó de ser una obligación de los países, individualmente, para pasar a ser tarea de varios, unidos, para enfrentar un flagelo que, en pocas palabras, solo será...
tracking img