Realidad social guatemalteca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1468 palabras )
  • Descarga(s) : 17
  • Publicado : 23 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Victor Hugo Osorio Ordoñez. 0213-03-10348

Licenciatura en Administración IV Ciclo Sec. 1

Sociología

Un Perfil de la Sociedad Guatemalteca

La sociedad guatemalteca ha fracasado. Más de la mitad de los guatemaltecos son pobres y un cuarto de la población es extremadamente pobre. Las instituciones son débiles y carecen -merecidamente- del respeto de los ciudadanos. La violencia haimpuesto un régimen de miedo que aflige a todos con la sensación de tener una pistola permanentemente en la sien. Ante este suplicio, algunos emigran, otros se persignan, y aún otros tratan de analizar la tragedia para que quizá así, como objeto de estudio, la expectativa de una muerte inminente sea menos tormentosa.
Que Guatemala ha fracasado socialmente no es un enunciado controversial. Ya sea elprofesor sancarlista o el columnista liberal; ya el invasor de tierras o la ama de casa; ya un padre preocupado o un analista gringo atrincherado en su embajada; todos están de acuerdo en que hay algo profundamente malo con este país. No es simplemente un asunto de mejora continua como en tantas sociedades exitosas en el mundo, las cuales, en el reconocimiento de su natural imperfección, van haciendoajustes para acercarse al ideal. No, el problema de Guatemala es mucho más fundamental porque empieza con los supuestos bajo los cuales operan sus instituciones. Algunos, como el premio Nobel Miguel Ángel Asturias, suponen que el problema está explicado en la composición étnica. Otros, como el socialdemócrata Álvaro Colom, creen que radica en las estructuras sociales y económicas. Por su parte,los liberales culpan a un Estado ineficiente que no se enfoca en sus funciones propias.
Cada una de estas posiciones tiene argumentos a su favor, pero creo que en última instancia su poder explicativo es limitado porque todas tienden a absolver de responsabilidad a los mismos guatemaltecos y la sociedad que conforman. Es mi opinión que ni la etnicidad, ni las estructuras, ni tampoco el Estadoineficiente y distraído son las causas del fracaso, sino consecuencias de un mal subyacente que es la cultura del guatemalteco(a). No soy el primero en señalar la importancia de la cultura en el desarrollo de las naciones. David Landes de Harvard escribió un libro dedicándole mucha atención a este factor.  
Para ilustrar el problema de la cultura en Guatemala, voy a hacer una clasificación inusual desu población. En vez de partir la población conforme a parámetros demográficos y económicos, clasificaré según las actitudes las cuales, en conjunto, constituyen la cultura de cada grupo social.
Si creemos que son las acciones de las personas que determinan los resultados que obtienen de la vida, al investigar las causas del subdesarrollo debemos enfocarnos en las actitudes que determinan lasacciones de las personas. Me he dado cuenta que las diferencias en actitudes no están necesariamente delineadas por las categorías típicamente usadas en los análisis de este tipo, a saber, ladinos e indígenas, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, católicos y evangélicos, ricos y pobres. Creo que –culturalmente pueden identificarse tres grandes grupos culturales en esta sociedad: víctimas, idiotas ysinvergüenzas. 
El grupo más grande es el de las víctimas. Quienes pertenecen a este grupo pueden describirse como personas escrupulosas que tratan de ganarse la vida honradamente. Se enfocan en desarrollar vínculos económicos con el resto de la sociedad y se preocupan por la educación de sus hijos.  Salen de su casa todos los días pensando en lo que deben hacer para lograr la cada vez másardua hazaña de proveer para su familia sin cruzar camino con un delincuente. La víctima no piensa políticamente ni se organiza con otras víctimas para defender sus derechos porque cree que esto es una pérdida de tiempo; además, ve la política con un desdén escéptico, creyéndola irremediablemente sucia. La víctima tiene la esperanza sobrenatural, justificada en su devoción religiosa, de que la ola de...
tracking img