Realismo de las ideas en platón

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5326 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El realismo de las ideas en Platón.

[El eleatismo no es idealismo sino realismo. Formalismo de los eleáticos. Platón. El ser y la unidad. Elementos eleáticos en el platonismo. Influencia de Sócrates: el concepto. La teoría platónica de las ideas. El conocimiento. La idea del bien.] El eleatismo no es idealismo sino realismo

La filosofía de Parménides de Elea representa una hazañaintelectual de extraordinaria magnitud, no sólo por lo que en su tiempo significó de esfuerzo genial para dominar el problema metafísico, sino sobre todo por la profundidad incalculable de la penetración, que llevó a este filósofo a formular ideas, pensamientos, direcciones, que han impreso a toda la filosofía europea un carril, una marcha, que desde entonces ha seguido ininterrumpida con la mismaorientación. Hemos visto las líneas generales de la filosofía de Paffilénides, y en ellas hemos podido entresacar las dos bases fundamentales en que todo el sistema se asienta. Estas dos bases fundamentales han sido: primeramente, la identificación del ser con el pensar; segundo, la aplicación rigurosa de las condiciones del pensar a la determinación del ser.

Estas dos bases fundamentales de! sistemaeleático podrían inducir y han inducido muchas veces, al error de considerar el eleatismo como la primera forma conocida del idealismo. Algunos historiadores de la filosofía han creído encontrar en la filosofía de Parménides la forma primaria del idealismo filosófico. Puesto que -se ha dicho- Parménides identifica el pensamiento y el ser, puesto que estatuye que e! pensamiento y las condiciones delpensamiento son la directiva única que puede guiamos a través de nuestra busca en pos del ser, esa identificación constituye el núcleo mismo de la filosofía que los modernos llaman idealismo.

Sin embargo, esta interpretación es radicalmente equivocada. No todos los historiadores de la filosofía, ni mucho menos, la comparten. Pero algunos, llevados por un afán que podríamos calificar deíntimamente sistemático, han creído poderlo interpretar así. Aludo principalmente con estas palabras a la tendencia reciente de los filósofos que se han agrupado en torno al profesor Hermann Cohen, en Marburgo, Alemania; los renovadores del kantismo en Alemania, los que fueron mis
maestros de casi la niñez. Estos filósofos, llevados por un afán de sistematizar íntimamente, propenden a ver la historia de lafilosofía de una manera falsa, porque como ponen en el centro del pensamiento filosófico universal el sistema kantiano, resulta que todo lo demás que aparece en el panorama histórico de la filosofía, desde su nacimiento en Grecia hasta nuestros días, 10 subdividen generalmente en dos planos: los que se colocan en el mismo plano de Kant, y los que se colocan fuera del Plan kantiano; los que de unau otra manera pueden ellos considerar como precursores, atisbadores, de la filosofía kantiana, que son los que constituyen la corriente central, según ellos; y los que por una u otra causa se apartan de la filosofía tal como Kant la entiende, y labran otros surcos distintos de! Idealismo filosófico.

Así, los historiadores de la escuela de Marburgo han visto en Parménides un idealista. Sobretodo en Platón, sucesor de Parménides, han creído atisbar un verdadero precursor de Kant. Han interpretado el platonismo y el eleatismo, a Parménides y a Platón, como idealistas "avant la lettre". En cambio filósofos como Aristóteles, cuya influencia en el pensamiento humano no es posible en modo alguno no ya negar sino disminuir lo más mínimo, les aparecen como fatales desviaciones de una corrienteque de haber seguido e! curso iniciado por Parménides o Platón, hubiese llegado mucho antes al pleno esplendor que recibe con Kant.

Esto es una manera parcialísima de enfocar la historia de la filosofía. Parcialísima, y además, radicalmente falsa. La filosofía de Parménides no puede, en modo alguno, entenderse como un idealismo antes del idealismo. Cierto que los dos pilares fundamentales...
tracking img