Recensión bibliográfica sobre el capítulo “la figura del artista” del libro “tres miradas sobre el arte” de rafael argullol

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2059 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Recensión bibliográfica sobre el capítulo
“La figura del artista”
del libro “Tres miradas sobre el arte” de Rafael Argullol


















El autor divide el capítulo en 5 apartados:
1.- Del mago al artista clásico. En este apartado nos muestra la evolución del artista desde la prehistoria hasta la caída del imperio romano. Nos comenta el autor que se puede decir que a lolargo de toda la humanidad ha habido dos definiciones para la palabra artista, una que podría ser común a todas las épocas y que definiría al artista como “a todo hombre capaz de realizar aquel arte”, al que llama artista genérico, y una segunda, que la situaríamos en la Grecia Clásica y a partir del Renacimiento, en la que “sólo llegaremos a calificar como artistas aquellos hombres queejecutaron obras de arte con una explícita autoconciencia estética”, y que denomina artista genuino. Quizá podría reducirse todo a “saber y hacer”
“Todas las definiciones del arte se reducen al mismo tipo: el arte es un saber hacer. Así la arquitectura es el arte gracias al cual el arquitecto sabe cómo debe construir, la poesía es el arte por el cual el poeta sabe lo que debe hacer cuando quiera realizarun bello poema, la aritmética es el arte cuya posesión permite el matemático saber cómo ha de resolver tal o cual problema. Entre los autores, unos insisten en el saber, otros en el hacer.”[1]

A continuación, y entrando en la evolución del artista el autor nos dice que ya en la prehistoria, aunque no es probable que los pintores rupestres estuvieran diferenciados del resto de la tribu debióproducirse “por rudimentario que fuera” algún tipo de diferenciación a través del tiempo. Algo diferente debía recorrer la cabeza de quien pintándose las manos, las reproducía en las paredes de las cuevas serán simples estampaciones, pero pusieron de manifiesto por primera vez el concepto de la forma. En cualquier caso va produciéndose el asentamiento progresivo de una conciencia mágica(ritual-mágicas) en las manifestaciones artísticas.
Con el paso del tiempo, y la organización de los pueblos y culturas en torno a asentamientos fijos, esa conciencia mágica de la que nos habla el autor pasa a ser conciencia mítico-religiosa y por consiguiente el artista se transforma en constructor (tumbas, templos, palacios..). La civilización egipcia marcará la diferenciación entre las bellas artes y lasartes aplicadas. Las bellas artes, serán aquellas que estén al servicio del poder político-religioso, como sería la arquitectura y las asociadas a ella, como son la escultura y la pintura, aunque como nos señala el autor, a lo largo de la civilización egipcia “las situación de los escultores y los pintores nunca excedió a su estatuto de meros artífices a los que no se otorgaba dignidad espiritual”ya que su capacidad creativa y su libertad expresiva la tenían limitada. Y las artes aplicadas serían las destinadas al pueblo, la de la vida doméstica.
“las imágenes comenzaron siendo públicas –en la superficies de las rocas o las paredes de las cuevas- y pasaron muchos milenios hasta que se produjo, en las teocracias de Oriente Medio, el fenómeno de la apropiación privada”.[2]

Nos comenta elautor que esta situación del artista cambiaría completamente con la civilización griega. Con respecto al artista se mantiene aún la dualidad entre los que ejercían un trabajo físico (los artesanos) y los que no (artífices). Establecieron como únicas artes nobles a la música y la poesía y dejando la atribución artesanal para escultores y pintores. Aunque es preciso apuntar, como dice el autor, queesto se produjo en la época preclásica y que en la evolución del arte helénico se produjo una redefinición de la figura del artista. Con el asentamiento de las polis,[3] la descentralización del estado, y las ciudades compitiendo entre ellas por su embellecimiento, los encargos artísticos aumentaron considerablemente favoreciendo que pintores y escultores estuvieran abiertos a un progreso...
tracking img