Reclutas forzados, bajo pueblo 1810-1814

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 88 (21949 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
RECLUTAS FORZADOS Y DESERTORES DE LA PATRIA:
EL BAJO PUEBLO CHILENO EN LA GUERRA
DE LA INDEPENDENCIA, 1810-18141
[pic]
"¡Viva la Patria y estamos en cueros y sin camisa!
Viva la Patria y sitiados por todas partes!"
Canto de los milicianos patriotas durante el sitio de Gabino
Gaínza a Concepción, diciembre de 1813.
Durante los inciertos días de la Patria Vieja, cuando patriotas y realistasse disputaron el poder en el país, el bajo pueblo chileno inició su propio levantamiento contra la elite tomando el camino de la deserción y la fuga. Al abrazar esa opción, los plebeyos del campo y la ciudad transformaron su tradicional resistencia social en activa oposición militar. Efectivamente, la crónica indisciplina laboral, su repugnancia a vivir en poblados y la reconocida fama deinsubordinados que se atribuía a los peones hicieron crisis cuando los dos bandos combatientes aumentaron sus exigencias sobre ese vasto sector, demandándole más productividad en las haciendas y obrajes, mayor estabilidad en sus formas de vida y una activa y entusiasta colaboración en el plano militar. Si hasta allí, y por más de un siglo, la gente pobre había cultivado su existencia de afuerinos, sehabía automarginado del Estado y había insistido en vagabundear por la tierra, ¿por qué habría de cambiar su conducta ancestral ante una repentina demanda de la elite?2.
Para los representantes del monarca, la guerra englobaba principios, intereses y expectativas que no estaban dispuestos a ceder con facilidad, especialmente cuando las reformas tributarias, comerciales y administrativas de losborbones comenzaban a dar sus primeros frutos. Para los patricios del reino la guerra también era crucial, pues con la derrota arriesgaban la pérdida total del poder, de sus riquezas e, incluso, de sus vidas. "La ambición del mando", escribió un fraile realista en 1815, refiriéndose a los líderes de la elite, "como fiebre voraz les abrazaba el corazón..."3 Pero debemos preguntarnos, ¿era igualmentecrucial la revolución para la plebe? En realidad, frente a los acontecimientos que se desataron con tanta fuerza y violencia a partir de 1810, los sectores populares permanecieron indiferentes. En Concepción, a fines de 1813, al momento de ser ejecutado un grupo de cinco peones, una de las víctimas confesó "que no solo no sabía la causa de su muerte, pero ni tampoco si había o no guerra, ni por quérazón..."4 Esta indiferencia del bajo pueblo y el creciente abismo que surgió entre este y el liderazgo patriota fueron acaso los factores más importantes en la derrota de los insurgentes, que culminó en Rancagua a principios de octubre de 1814; también sirvieron como importantes ingredientes en el posterior proceso de restauración monarquista. En efecto, la persistencia en la memoria colectiva deldescalabro económico, social y moral que vivió el país desde el inicio de la revolución en septiembre de 1810 llevó al general realista Mariano Osorio a escribir al momento de asumir el mando en Santiago: "Cuatro años, diecisiete días ha llorado Chile una revolución, que principió con injusticias, continuó con tiranías y terminó con crueldad"5.
En las próximas páginas intentaremos reconstruir elproceso de quiebres y rupturas registrado entre la elite y la plebe durante el significativo lapso de 1810-1814, época en que el discurso del patriciado pasó de un tímido llamado a la autonomía política a una convocatoria a la secesión total. Centraremos la atención en la resistencia demostrada por el bajo pueblo a participar voluntariamente en la guerra, analizando las principales medidasadministrativas que se tomaron para forzar su intervención. "El más furioso ardor revolucionario", escribió el historiador hispanista Mariano Torrente, "hacían un curioso contraste con la gran masa general de la población, que estaba muy distante de agitarse y de ponerse en aquel activo movimiento que deseaban los agentes de la rebelión"6. Desde el primer momento, cuando se reunieron los vecinos...
tracking img