Recondando a abraham valdelomar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1299 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
RECORDANDO “AL DANDY”
Para quien ha tenido la oportunidad de haber investigado la vida de Abraham Valdelomar, la lectura de sus cuentos y poemas resulta una experiencia gratificante, pues nos encontramos ante un autor que, en lo más íntimo, siempre tuvo honestidad intelectual consigo mismo. Hizo de su imagen pública una “coraza” para esconder al verdadero “Valdelomar”.Un escritor con una prolijaescritura y una sensibilidad enorme.Lamentablemente, el mismo ayudo a crear ese retrato superficial y soberbia sin la cual, quizás nadie o muy pocos, se habrían preocupado de estudiar su obra literaria.
Fue conocido como el “Dandi” o “Conde de Lemos”, por su impecable indumentaria, sus públicas improvisaciones poéticas y sus galanterías en confiterías, bares y salones de Té. Compañero de muchasde noches de bohemia de José Carlos Mariategui, seis años menor que él. Algunos le acusaron de tener poca originalidad y ser un calco del genial escritor irlandés Oscar Wilde.
Conoció en 1918 al todavía desconocido poeta trujillano Cesar Vallejo presentado por un amigo en común, cuando viene a Lima a seguir sus estudios universitarios. Al termino de dicha reunión, el “dandy”, adoptando una poseceremoniosa, despidió a Vallejo con las siguientes palabras:”Ahora usted ir a su pueblo y decir con orgullo que ha estrechado la mano de Abraham Valdelomar”.
El paláis concert era tiempos de Valdelomar y Mariátegui, el café de moda de aquella época .Estaba ubicado en Jirón de la Unión y en él, Valdelomar era amo y señor de muchas noches de bohemia. Que pensaría el “Conde de Lemos” que añosposteriores su querido” refugio “ albergaría a una zapatería y a dos discotecas donde los jóvenes darían rienda suelta a un “sano esparcimiento” con ritmos como el regueton ,la salsa y ritmos en boga.Posteriormente,las dos discotecas cerraron ,mas no la zapatería.Lo cual hubiera causado un articulo periodístico alabando el cierre de las primeras y exigiendo furibundamente el cierre de lasegunda,probablemente.Porque para el autor iqueño era casi templo. Por eso la famosa frase:”el Perú es Lima, Lima es el Jirón de la Unión, el Jirón de la Unión es el Paláis Concert, el Paláis Concert soy yo…por lo tanto, el Perú soy yo”.
En cierta ocasión Abraham Valdelomar paseaba por Jirón de la Unión y de pronto, se cruzo, en la misma acera con uno de sus tantos detractores que tan prolijamentecultivaba, gracias a su elegante altanería y su crítica acida que manifestaba a través de su pluma.
Ninguno de los dos quería darse permiso.A lo que el anónimo enemigo exclamo:
- Yo no doy paso a la porquería.
Valdelomar haciendo un esguince taurino le cedió el paso, respondiendo:
- Yo sí.
Como no recordar el famoso espectáculo artístico ,de la bailarina Norka Ruskaya en el cementerio PresbíteroMaestro ,en donde el poeta y otros periodistas del diario “La prensa”, fueron detenidos por quebrantar la tranquilidad del campo santo con el influjo de la marcha fúnebre de Chopin que represento Ruskaya con la hechizante claridad lunar.

Este incidente adquirió proporciones nacionales y fue debatido en el congreso por los senadores y diputados, pidiendo un castigo ejemplar para los profanos.El escritor iqueño, careció de formación académica.Prácticamente no hizó estudios universitarios. Se matriculó cinco veces en el primer año de la Facultad de Letras de San Marcos y una vez en la de Jurisprudencia de la Universidad de Roma, pero en esta ocasión de su protector el presidente Billingurts en 1914,lo obligo a abandonar los claustros universitarios y volver al Perú.
Siempre manifestóen broma que tenía el espíritu anti-universitario, aunque probablemente es que sintiera frustración al no poseer un título universitario, lo cual por esos años daba un toque de distinción, algo muy importante para él.
Abraham Valdelomar, paso a la historia de la literatura al crear dos joyas que nunca perderán vigencia:”El Caballero Carmelo” y el soneto “Tristitia”, que según se cuenta cantaba...
tracking img