Recuerdos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1267 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Recuerdos, momentos, aventuras y risas hemos compartido con ustedes lectores durante este año de arduo trabajo, llenado cada mes con buenas historias, anécdotas , ensayos ; haciéndolos reflexionar y por qué no también tocando fibras sensibles con algún poema. Pero como todo ciclo tiene su fin, hemos llegado al cierre de nuestra revista “Carpe-Diem”. Teniendo en cuenta todo su apoyo esperamos queesta última edición les guste tanto como las anteriores, dejando claro que no es un “Adiós” sino un “Hasta luego”.
DECISIONES ERRÓNEAS
Por Ana Cristina Campos.
Era viernes, lo recuerdo bien. Después de estar toda la semana aguantando a cada uno de los profesores con sus absurdas críticas “dimes y diretes” en respecto a las calificaciones finales, mi paciencia había llegado al límite, teníaganas de salir corriendo y no regresar, mi vida estudiantil era todo un caos; había olvidado solicitar dos exámenes extraordinarios y mis padres estaban más que ansiosos por saber cuántas materias reprobaría este semestre (bueno, en realidad estaban ansiosos por saber qué pasaría con su vida amorosa).También mi vida amorosa era otro “rollo”, entre chismes y situaciones que estaban fuera decontrol me tenían trastornada.
Gracias a Dios era viernes, ¡Santo Viernes! La última clase de ese día era Desarrollo Comunitario. En mi opinión era una materia sencilla, pero últimamente se estaba tornando algo tediosa, ya que gracias a ciertos acontecimientos por la ciudad (inseguridad más que nada, estúpidos narcos) se habían cancelado las salidas a la comunidad que apoyábamos. Justo comosiempre, tan puntal y cierto como la famosa frase “Hora CETYS”, el profesor de Desarrollo Comunitario (no revelaré su identidad, solo diré que le tengo un profundo odio) llegó a la hora marcada, 1:00 en punto. Después de cerrar la puerta y dejar a tres de mis compañeros fuera de clase, nos informó que se le había invitado a él junto con nuestro grupo a una plática en el auditorio.
Todo pasó tanrápido; llegamos, nos sentamos y en un abrir y cerrar de ojos sucedió. Era todo lo que había esperado por mucho tiempo, la única llamada que quería ver en mi celular. Sonó después de 15 aburridos minutos de una plática acerca de las nuevas generaciones y la sociedad. Como buena alumna tomé mis precauciones y esperé que el profesor se alejara para contestar; justo cuando voltee pude ver que se habíaretirado unos cuantos metros cerca del escenario.
El amor de mi vida me estaba marcando por fin. Después de casi tres meses, se había dignado en hacerlo, no cabía de felicidad en ese auditorio, parecía tan pequeño. Mi corazón latía cada vez más fuerte, la adrenalina corría por mis venas de arriba abajo, dejándome casi sin poder respirar. Mi compañera de alado noto que mi respiración se agitaba yque mis pies estaban haciendo movimientos extraños mientras con una mano sostenía mi celular y con la otra me aplastaba el pecho. Solo movió la cabeza en busca del maestro y dijo: contesta rápido guey. Lo hice, conteste.

Aun me arrepiento, no fue lo que yo esperaba. Solo marco para saber si de pura casualidad yo tenía dentro de mis contactos el número de un amigo que teníamos en común. Mesentí tan tonta en contestarle, en emocionarme al ver su nombre en la pequeña pantallita azul, en creer que me extrañaba y por un momento pensar que tal vez quisiera verme ese día, ya que era viernes y podría, no sé, invitarme a salir. Pero ahí no paraba la cosa. No pude enviarle el número, mi shock fue tan fuerte que me descuide del enemigo número uno: El profesor.
No me había percatado que elenemigo estaba a escasos pasos de donde estaba sentada y justo cuando abrí de nuevo mi celular para marcarle, llego y me lo quito. En ese momento me di cuenta de lo que en verdad estaba ocurriendo. No era solo el simple hecho de mi decepción amorosa que estaba en proceso de digerirla, si no también que esa era la cuarta vez que me retiraban mi aparato de comunicación y después de pasar por el...
tracking img