Recursos humanos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (588 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Cree, está seguro que una estrella alumbra sus secuencias de vida”
Entonces, no lo duda si vuelvo a nacer vuelvo a ser el mismo Roberto Cabañas, futbolista, porque el fútbol circula por misvenas. Alguna vez allá en el norte lejanísimo, vacío de todo vacío, le tocó llorar -sostiene que esa estrella lo guió- nada de dejarse tumbar por la desesperación y pegar la vuelta, había saltado de laquietud costumbrista de Pilar su pueblo natal, al deslumbramiento fagocitador de Nueva York; de aquel equipo local llamado Capitán Bado, (donde a los 14 años debutó en Primera con la osadía de convertirdos goles en un clásico) al famoso Cosmos, el Cosmos de Pelé. Aunque ya no estaba Pelé, sí estaban: el alemán Beckenbauer, el brasileño Carlos Alberto, el holandés Neeskens, el italiano Cinaglia yUzandizaga, modestamente el paraguayo Cabañas
Ya conocía el fútbol grande, alguien supo detectarlo en Pilar, una localidad fronteriza con la Argentina Formosa (de ocho a diez mil habitantes le cuestaprecisarlo ) y lo invitaron a un entrenamiento de la selección juvenil paraguaya, hizo cuatro goles y lo incorporaron de inmediato; después jugó el Sudamericano de Montevideo y el Mundial de Japónganado por la Argentina de Maradona y Ramón Díaz, todo vertiginosamente. En 1979, ese año me marcó dice, es que también llegó el pase a Cerro Porteño de Asunción, uno de los dos equipos másimportantes de Paraguay, junto con Olimpia y como regalo del destino, su inclusión en la selección que conquistó la Copa América, en Buenos Aires.
Menos de un año en Boca Juniors, le bastó a Cabañas paraocupar un espacio propio en el fútbol argentino, para muchos fue el personaje que faltaba, encuadre cuyo límite convocaba opuestos, la aceptación que rozaba la idolatría tradúzcase simpatizantes de Boca oel rechazo visceral hinchadas rivales muy especialmente la de River Plate. Antes y después del superclásico inolvidable de 199, Cabañas había implorado ser amado por los de Boca y odiado por los...
tracking img