Redefinición de la misión cultural de la escuela en el contexto de la posmodernidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2009 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
{draw:g}
No es suficiente introducir las nuevas tecnologías en el ámbito educativo si ello no implica una nueva concepción de lo que es educar y cuáles han de ser sus fines. Intentamos justificar nuestra posición revisando las características más sobresalientes de la postmodernidad y del discurso de la educación para, posteriormente, sugerir el nuevo rol que debe asumir el profesor si quiereque su labor tenga una verdadera significación en la construcción de individuos críticos, reflexivos y solidarios con su comunidad. Tenemos la pedagogía radical como práctica educativa, que introduce el diálogo y las relaciones horizontales en la comunidad educativa para que sea posible la formación de profesores y alumnos críticos, que logren el control de sus vidas y que propicien un mundo másjusto e igualitario.
_“El mundo al revés nos enseña a padecer la realidad en lugar de cambiarla, a olvidar el pasado en lugar de escucharlo y a aceptar el futuro en lugar de imaginarlo: así práctica el crimen y así lo recomienda. En su escuela, escuela del crimen Son obligatorias las clases de impotencia, amnesia y resignación. Pero está visto que no hay desgracia sin gracia, ni cara que no tengasu contracara, ni desaliento que no busque su aliento. Ni tampoco hay escuela que no encuentre su contra escuela”_
Las características de la Posmodernidad
Como todo período histórico, es difícil designar una fecha de inicio del período posmoderno. Sin embargo, situamos su inicio aproximadamente a mediados del siglo XX. De hecho, algunos autores refieren al Mayo Francés (1968) como hecho quepermite hablar de una nueva era; de todas formas, reconocen que hay otros fenómenos sociales, culturales y económicos que han permitido a la posmodernidad afirmarse y crear su identidad: la revolución de la electrónica y los medios de comunicación.
La posmodernidad puede definirse como oposición a la modernidad. Este último es el proceso social, científico y técnico que ha creado el mundo delprogreso del desarrollo y de la producción de bienes. Tuvo su fe en el progreso ilimitado, en el capitalismo burgués, en la tolerancia democrática y religiosa y en la ciencia y en la técnica.
La posmodernidad es, por tanto, una respuesta crítica, desairada a la modernidad; es la expresión de decepción, un querer renegar, desentenderse de la época anterior. En relación con esto, el Hno EugenioMagdaleno, en su libro “Hijos de la posmodernidad” atribuye a este período las siguientes características:
La fiebre del consumo. Vivimos en la filosofía del hipermercado: mira, compra, usa, tira y vuelve a visitar la catedral del consumo.
Los motivos de las compras no son tanto las necesidades vitales, sino los reclamos de la moda.
Consumimos sonidos, imágenes: el mismo zapping es elcetro para elegir y consumir a gusto, sin moverse y a velocidad satelital cuanta información arrojan los cables.
Liberación sin fronteras. “todo se puede”. No hay límites; los límites los marca tu deseo. Los códigos son relativos y a tu medida. Es coherencia pura, pues la posmodernidad es la antítesis de lo que sea proyecto, planificación, estructuras, esquemas cerrados. La posmodernidad es unestilo de vida, es una forma de ser.
¿Dónde queda la moral? Pareciera que el hombre posmoderno la quisiera reemplazar por el “todo vale”. El indeclinable gusto de privilegiar lo personal sobre lo social o familiar, es lo que Ricardo Maliandi llama “egocracia”, cada individuo se siente dueño de la norma y excluye a todos los demás, sean principios o personas.
El hombre inconsistente, “light”..Está de moda la idolatría de la corporalidad.
La cultura del bienestar ofrece un arsenal de normas de autocontrol no de la persona; sino del body: guardar la forma. Pero los posmodernos tenemos otras inconsistencias, somos light no sólo en lo corporal, también lo somos en el campo de los valores, de las grandes decisiones.
Corremos el riesgo de cubrir lo serio, lo definitivo, con lo banal y...
tracking img