Reencarnacion -el caso mirta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (608 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL "CASO MIRTA":
Otra manera de probar la reencarnación

Hemos dicho muchas veces que la HCR (HIPNOSIS CLÍNICA REPARADORA) no intenta probar la reencarnación. Pero sin duda alguna nos encontramosa diario con evidencias que, a nuestro entender, constituyen pruebas.
Por supuesto que todas admiten otra lectura o interpretación y nuestra intención no es polemizar con quienes no compartan nuestraopinión, sino compartir algunas de las múltiples experiencias que hemos tenido la fortuna de vivir.

EMOCIONES
La aparición de emociones vívidas es uno de los criterios de verosimilitud queaplicamos para este juicio: Cuando uno hace una regresión a la niñez, el paciente no recuerda sino que revive los sucesos de su infancia. Por eso es que gime, se retuerce, llora. Por eso es que es posibleREPARAR sus traumas entrando en sus registros y agregando el afecto que le faltó en el momento original.
Pero, ¿Cuál es la explicación cuando lo que se evoca sucedió en otra vida? Cualquiera es capazde imaginar cuan mal se sentiría alguien que ha perdido un hijo trágicamente pero, en principio, es casi imposible fingir inclusive esos sentimientos. Eso queda relegado solamente a los grandesactores y actrices.

EL CASO MIRTA
A principios de 1999 acude a nuestro consultorio MIRTA, proveniente de una provincia norteña. Nos plantea que, sin querer, sofoca, ahoga con sus cuidados excesivos auna hija de 9 años. Que racionalmente se da cuenta de su falla pero que no puede evitarlo.
En hipnosis regresa a una vida anterior en la antigua Grecia. Ella se llama SILECTA y vive en un pobladollamado ARUMO. En un momento nos dice que está escapando con un niño en sus brazos.
Esta es la desgrabación de esa parte de la regresión:
- Voy corriendo... con un bebé...
- ¿Huísde alguna parte?
- De algo, del pueblo. Me escondo... Con un bebé... (Suspira profundamente. Luego continúa hablando con angustia, al borde del llanto) Me escondo...
- ¿Dónde te...
tracking img